Montaje de fotos de primer plano de Rocío Jurado y Antonio David Flores

Rocío Jurado ya confirmó antes de morir las peores sospechas sobre Antonio David

Rocío Jurado nunca confió en el hombre que se casó con su hija

Rocío Jurado nunca vio con buenos ojos a Antonio David. Tuvo que aceptarlo porque se trataba del gran amor de su hija, y ante eso poco podía hacer. En alguna ocasión trató de hacerle ver a Rociíto que no era de fiar, pero ella nunca le hizo caso.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Los últimos enfrentamientos de la hija de 'La más grande' con sus familiares más directos ha provocado que se destapen ciertas cuestiones del pasado. La relación de la mujer de Fidel Albiac con los Mohedano no siempre fue mala. Así se pudo comprobar en el proceso de nulidad del matrimonio con el exguardia civil.

Toda la familia de Rocío Jurado cerró filas en torno a Rociíto. Hay que remontarse al año 2001. Cada uno de los miembros del clan testificó a favor de ella ante el Tribunal Eclesiástico de La Rota.

Se encontraban en pleno proceso de nulidad del matrimonio con Antonio David. Ortega Cano declaraba que "la convivencia conyugal ha durado poco, como 2 o 3 años. Y es porque no ha ido bien".

Consideraba que el excolaborador de televisión "no tenía imagen de esposo dedicado a su compromiso matrimonial, tenía sus libertades". En la misma línea se expresaba la tía Gloria. "La convivencia ha durado muy poco, signo de su falta de integración", añadía.

Rocío Jurado y Rocío Carrasco
Rocío Jurado, junto a su hija. | Archivo

Por su parte, su marido José Antonio, señalaba que "la convivencia ha durado como mucho tres años. Pero hay que incluir en ello la separación de hecho dentro de la misma casa". Relataba que la presencia de Antonio David ya "resultaba molesta" incluso en casa de la madre de Rociíto.

Aseguraba que tenía un trato con el servicio del hogar "muy exigente, entraba y salía, y llegaba cuando quería". Llevaba una vida muy independiente. 

Rocío Jurado tenía las cosas claras respecto a Antonio David

El testimonio que todos querían escuchar era el de Rocío Jurado. Desveló ante el Tribunal que "ha sido una convivencia siempre mala, sin afecto ni fidelidad por parte de él".

Confesó que "vi sufrir mucho a mi hija", soportando como "se mofaba de ella". Algo que le provocó mucho daño a la artista, que no podía permitir todo aquello que estaba comprobando.

Ante La Rota, también se hizo referencia por parte de Rociíto a unas presuntas infidelidades. "Estando yo embarazada de mi segundo hijo, estaba veraneando en Chipiona. Él tontea con unas y otras, y mantiene una relación con una camarera de un bar", cuenta.

Rocío Jurado, Ortega Cano y Rocío Carrasco con David y Rocío Flores
Rocío Jurado en una foto familiar en la que falta Antonio David. | GTRES

Continúa asegurando que comienza "contra mí un maltrato psicológico fuerte por estos motivos". Ella trataba de frenar todo aquello "saliendo con él, aunque ya estaba muy avanzada en el embarazo". 

Estas palabras las corroboró Gloria, desvelando que "se iban juntos a la playa, pero se venía ella sola en pleno calor, andando con la tripa. Él no quería traerla, ya que se quedaba allí con otra gente, donde había mujeres".

Rocío Jurado comprobó como su hija soportaba infidelidades

Rocío Jurado sufrió todo un calvario mientras su hija permanecía al lado de Antonio David. Uno de sus amigos más cercanos, Juan de la Rosa, también se encargó de testificar en su contra. "Él salía de noche y volvía por la mañana, eso lo vi yo", resaltó.

Explicó que en alguna ocasión "tuvo que dormir en el patio, metido en el coche, porque no se le abría la puerta". Las infidelidades eran constantes por parte del exguardia civil, como afirmaba José Antonio. "Tuve una conversación con él para recriminarle su conducta", dijo.

Antonio David Flores posando sonriente
Rocío conocía las infidelidades de Antonio David. | GTRES

En ningún momento le negó estos engaños. "Me dijo: «Sé lo que tú harías si se te pusieran dos buenas tetas delante»". El tío de Rociíto le respondió que "no sé lo que haría yo, pero contigo pasa lo que pasa con el que se salta el semáforo en rojo y lo cogen".

Rocío Jurado sufrió mucho con el primer matrimonio de su hija. Apreció una serie de comportamientos en el hombre que se casó con ella que no le gustaron nada.