Ivonne Reyes posando en un evento

Ivonne Reyes, a punto de morir

Ivonne llegó a temer por su vida hace unos meses

Ivonne Reyes estuvo a punto de morir. Así se lo desveló a su amiga Terelu Campos en una entrevista en la revista Lecturas. Fue una situación que le ha marcado y que ha querido hacer pública.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

"Se supone que tenía cistitis. La infección pasó a todos los órganos y me diagnosticaron septicemia", relata la venezolana. En marzo de 2020 fue víctima del COVID-19 y pasados seis meses fue cuando empezó a notar dolores de cabeza y tiriteras.

Cuenta que pasó "cuatro días en casa con hasta 41 de fiebre", un estado que le llevó a delirar, asegura Ivonne. En vista de la situación decidió acudir a un hospital, donde fue ingresada directamente en la UCI. Este problema de salud le ha traumatizado, consciente de que estuvo muy cerca de fallecer.

Confiesa que "hay poca gente que sale de la sepsis". Se trata de una afección que se produce cuando la respuesta del organismo a una infección origina daños en otros órganos.

Pese a la gravedad de los hechos, en todo momento trató de mantener alejado a su hijo. No quería que le afectara en su día a día, ni tampoco preocuparle. "Hasta hace unos meses no he querido hablar de esto", recuerda emocionada.

Imagen de Ivonne Reyes en un photocall durante un acto de L'Oreal en Madrid
Ivonne Reyes estuvo a punto de fallecer. | EP

Fue un periodo traumático para ella, en donde vio muy de cerca la muerte. "Un día dije: «Me despedí de todo el mundo». Y Alejandro me dijo: «De mí no te despiste», rememora.

No consigue quitarse de la cabeza este contratiempo. Señala que "el dolor era horrible. Asumí que me moría" e incluso llegó a pensar en el lugar donde debían enterrarla.

La situación llegó a tal punto que "llamé a un cura porque quería la bendición para irme en paz".

Ivonne defiende hasta el último momento la paternidad de Pepe Navarro respecto a su hijo

Ivonne Reyes aprovecha la conversación con Terelu para abordar otro asunto controvertido como es la paternidad de Pepe Navarro. El presentador sostiene que cuando él fallezca, sus hijos comenzarán una batalla en los tribunales para que Alejandro no herede.

La artista venezolana no sale de su asombro y se pregunta si "cuando se muera dejará de ser el padre" de su hijo. En los últimos meses ha comprobado como el periodista reaparecía de nuevo en televisión para desmentir cualquier tipo de vínculo con el joven. Tiene la certeza de que no es el padre y hará lo posible por demostrarlo.

Respecto a este caso, la abogada de ella sostiene que Navarro no puede hacer nada a nivel legal. "No podemos entender por qué sigue dándole vueltas al asunto si la sentencia es firme. No se puede volver a juzgar por mucho que diga él", detalla.

La modelo no ha tenido "dudas de la paternidad" en ningún momento. La letrada insiste en que "no hay ninguna prueba que demuestre que el chico no es su hijo".

Ivonne Reyes estuvo recibiendo una pensión de un empresario

Este caso de paternidad está dando mucho que hablar. Recientemente el programa Socialité desvelaba que Ivonne Reyes estuvo recibiendo una pensión de 6000 euros al mes durante tres años. Pero ese dinero no procedería de Navarro, como se pudiera pensar.

El pago lo efectuó un empresario millonario, que le ingresó dicha cantidad desde 1999, año en el que nace Alejandro, hasta 2002. A partir de esta fecha se cortaría dicha operación al fallecer esta persona.

Imagen de Ivonne Reyes durante un acto público
Ivonne sigue diciendo que Navarro es el padre de su hijo. | EP

Mientras tanto, la representante legal de la artista desvelaba la deuda que mantenía el presentador por el impago de la pensión. Ascendería a casi 30 000 euros, pero el joven renunció a ella de manera voluntaria al alcanzar los 21 años. Por su parte, Pepe Navarro la rebajaba como máximo a 3000 euros.

Lo que está claro, es que Ivonne Reyes no gana para disgustos. Quiere pasar página y olvidarse de este triste capítulo que casi le cuesta la vida.