Varias personas alrededor de una mesa en una comida de Navidad

Parte de España prohíbe hasta las visitas a familiares hasta pasado Reyes

Es la primera comunidad en tomar la decisión más dura en estas fechas

La Comunidad Valenciana ha sido la primera región en dar un paso al frente en el endurecimiento de las medidas de restricción de cara a las navidades. El presidente autonómico, Ximo Puig, comunicó a los valencianos que a partir del próximo lunes 21 de diciembre y hasta el 15 de enero, no se podrá entrar ni salir de la comunidad salvo por fuerza mayor.

Queda prohibida la movilidad entre las tres provincias ni siquiera para reunirse con familiares o allegados. Tan solo los que acrediten tener residencia en la autonomía, como por ejemplo estudiantes y trabajadores, podrán entrar.

El aumento de contagios obliga a tomar medidas más duras

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En los últimos días ha habido un incremento generalizado de nuevos contagios por Covid-19 y la velocidad de transmisión se ha disparado. Es por ello que algunas regiones han tenido que tomar cartas en el asunto y comenzar a valorar la posibilidad de endurecer las medidas de restricción teniendo en cuenta que solo queda una semana para la Nochebuena.

«Lo esencial de la Navidad tiene que estar más allá de cómo se celebren. Durante 5 o 6 semanas ha habido unos datos muy positivos, pero en los últimos días ha habido un cambio de tendencia que puede ir a peor en los próximos días» explicaba Ximo Puig minutos después de decretar el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana en Navidad.

Bajo las directrices en las que se sustenta el actual estado de alarma, el presidente valenciano hace un llamamiento para que las medidas de seguridad se cumplan: «Nosotros hemos tomado una decisión dentro del marco legal que nos permite el estado alarma y por ello vamos a pedir, a las autoridades que corresponde, que nos ayuden a que se cumplan estas medidas» señalaba en una entrevista para el programa radiofónico de la cadena SER, 'Hoy por Hoy'.

Las nuevas restricciones en la Comunidad Valenciana

En la comparecencia realizada por Ximo Puig, no solo comunicó el cierre perimetral de la comunidad, sino que también anunció nuevas medidas destinadas a frenar los contagios por coronavirus. Tras la reunión que Puig mantuvo en la Comisión Interdepartamental, se llegó al acuerdo de limitar la movilidad y también las reuniones sociales.

De esta manera el límite máximo de personas que se podrán juntar estas navidades queda definido en tan solo 6 personas, tan en el ámbito público como en privado, y sin que se superen los dos grupos de convivencia. También han habido cambios en el toque de queda. Este se adelanta a las 23 de la noche hasta el 15 de enero excepto en Nochebuena y Nochevieja que se alargará hasta medianoche.

«No queremos crear incerteza y pedimos disculpas, pero tenemos que adaptarnos a la pandemia. Si no lo hacemos, las consecuencias serían peores» explicaba Ximo Puig anunciando que las nuevas medidas entrarán en vigor el próximo lunes 21 de diciembre.

«La tendencia de mejora se ha frenado o ha empeorado. No nos estamos jugando cómo celebrar la Navidad, sino la salud, el trabajo y el futuro de todos los valencianos. Ahora que llega la vacuna no podemos fallar. Sé que es doloroso, pero en unos meses podrán visitar a sus familiares con seguridad» lamentaba el presidente valenciano después de valorar el crecimiento de contagios que se ha experimentado en la Comunidad Valenciana y que ha hecho saltar las alarmas.

Puig anuncia la llegada de las primeras vacunas

Durante su comparecencia, Ximo Puig anunció que la Comunidad Valenciana tendrá a su disposición un total de 600.000 dosis de la vacuna de Pfizer cuya llegada a España se prevé para el 27 de diciembre. «Estamos preparados para su almacenaje y tenemos listo todo el programa de vacunación» explicó el presidente sin dar una fecha concreta.

«No sabemos exactamente qué día y a qué hora llegarán las primeras dosis ni la cantidad inicial de vacunas para empezar el proceso» señaló Puig asegurando que la Comunidad Valenciana «está preparada y esa es la gran esperanza y el horizonte que nos debe dar fuerzas».