Miguel Marco y Belén Esteban sonrientes

El marido de Belén Esteban, 'Migue', tocado tras los palos por su cambio físico

La pareja de Belén Esteban reapareció con unos cuantos kilos de más

Belén Esteban no suele asumir demasiado bien las críticas. Sobre todo cuando afectan a alguien cercano a ella. En los últimos días ha comprobado como Miguel Marcos, su marido, tenía que soportar unos cuantos palos por su cambio físico.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Su pareja trata de mantenerse siempre en un segundo plano, alejado del foco mediático. Por eso es probable que los fotógrafos tarden varios meses en retratarle. Continúa con su empleo de técnico de ambulancias y únicamente se deja ver en las fiestas o actos en los que participa su mujer.

Durante los últimos años Miguel ha sido la persona que más ha apoyado a Belén Esteban. Le ha aportado estabilidad y mucho bienestar. A su lado, no solo es feliz, también ha conseguido llevar una vida mucho más sana.

Hace apenas un mes las cámaras pudieron captar a la pareja durante un viaje de negocios a Alemania. Fueron a promocionar sus productos a una feria de alimentación. Allí se pudo apreciar un cierto cambio físico en 'Migue', pero no fue hasta hace unos días cuando pudo comprobarse de verdad esa transformación.

En la fiesta de cumpleaños de la colaboradora de Sálvame celebrada en una conocida discoteca de Madrid se le notó raro. Mucha gente empezó a preocuparse por su estado de salud. Su cambio físico no pasó desapercibido en las redes sociales.

En apenas unos meses ha engordado unos cuantos kilos que le convierten prácticamente en una persona irreconocible. Ya no es el joven estilizado que era cuando empezó a salir con Belén.

Montaje con un antes y después de Miguel Marcos, marido de Belén Esteban
Miguel Marcos en una imagen de 2015 y otra actual | La Noticia Digital

Es posible que ahora lleve una vida más acomodada, sin tanta presión. También puede influir que esté mejor alimentado. A la pareja le gusta mucho viajar y conocer sitios nuevos, descubriendo, además, la oferta gastronómica de los lugares que visitan.

Su mujer se presenta como una gran cocinera, como pudo comprobarse durante el confinamiento. Le gusta la cocina clásica, aunque también se atreve con algún plato nuevo.

Su pasión por la alimentación le ha llevado a poner en marcha una línea de productos. Entre ellos se encuentran las patatas fritas, el salmorejo o el gazpacho.

Los que lo han probado hablan maravillas de estos artículos, que cuentan con el visto bueno de la Princesa del pueblo. Y posiblemente también de Miguel Marcos, como se puede comprobar en las últimas imágenes difundidas por los medios.

Ese cambio físico empieza a apreciarse en la zona del estómago. En su último acto público lucía una camisa blanca y un abrigo que, en cierta medida, le cubría la barriga. Pero en realidad, donde más se le nota la transformación es en el rostro.

Montaje de Belén Esteban con Miguel Marcos
Belén Esteban todavía no se ha pronunciado sobre el cambio de su chico. | La Noticia Digital

Los seguidores de la pareja no salían de su asombro. "Que cara más redonda" o "a Miguel le va a reventar la cara", eran los mensajes más repetidos en las redes sociales.

Miguel soporta los comentarios hirientes de los seguidores

Hace unos años, la diferencia de edad entre Belén y Miguel era evidente en el físico. Pero ahora ya no se nota tan fácil, y alguno podría pensar que el técnico de ambulancias se ha echado encima unos cuantos años.

La de Paracuellos sigue estando 13 años por encima de él, y eso es algo que no consiguen ni recortar los kilos de más. 

Miguel Marcos por las calles de Madrid en 2015
El marido de la colaboradora en 2015. | GTRES

Algunos seguidores se cebaron con él.  "Miguel está que explota, será de los gazpachos y salmorejos de su mujer", decía uno. Otros le recomendaban ponerse a "régimen" para acabar con el problema.

Después del linchamiento sufrido por ganar un peso de peso, lo más probable es que el marido de Belén Esteban tarde un tiempo en aparecer en los medios. No llevan nada bien este tipo de comentarios y lo único que quiere es seguir con su vida normal.

EL VÍDEO DEL DÍA