Plató de Sálvame con los colaboradores

'Se cree la dueña del cortijo': El mal rollo que hay en Sálvame y nadie cuenta

En Sálvame no aguantan más a una componente del equipo

La audiencia y los trabajadores de Sálvame han estallado. Ya no aguantan más a Carlota Corredera, que se ha convertido, sin lugar a dudas, en el principal foco de las críticas. Su actitud autoritaria con el resto de compañeros no ha pasado desapercibido para la audiencia.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

En los últimos meses se ha convertido en la abogada defensora de Rocío Carrasco, cargando contra todos aquellos que no opinaran como ella. Le recriminan que no respete una de las normas básicas del periodismo.

 

En todo momento respaldó la teoría de la hija de la Jurado, decantándose de manera descarada en favor una de las partes. Tampoco respetó la presunción de inocencia de Antonio David, al que tachó en más de una ocasión de maltratador en Sálvame.

En vez de mantenerse al margen y de informar con objetividad, Carlota Corredera se decantó por dar su punto de vista en todo momento. Como si de una colaboradora más se tratara. Y lo peor de todo es que trató de imponer su opinión al resto de tertulianos.

Rocío Carrasco y Carlota Corredera
Rocío Carrasco y Carlota Corredera | La Noticia Digital

La periodista viguesa no dudaba en recriminarles en público que no respaldaran sus teorías en favor de Rocío. Los espectadores del programa lamentan este comportamiento impropio de una profesional de la comunicación. Creen que se le ha visto el 'plumero' en más de una ocasión.

Posiblemente tenga una relación muy estrecha con ella que le lleve a realizar esta defensa. Sin embargo, esto le ha provocado algún quebradero de cabeza en el magacín. Con sus compañeros ha tenido más de un conflicto y en la cadena tampoco ven con buenos ojos su posición.

Algunos de los colaboradores del espacio la consideran "escasamente receptiva", definiéndola como autoritaria, según Informalia. Cuentan que "no conoce términos medios, o estás a su favor o te conviertes en enemigo inmediato".

 

Además, tampoco está considerada como una "mujer que dialogue, impone sus reglas por encima de todo, caiga quien caiga. Es impulsiva, hiriente, se cree la dueña del cortijo. Y ya harta...", confiesa un componente del equipo.

Entre ellos existe un cierto pánico. Delante de las cámaras tratan de medir al máximo sus palabras para no generar un conflicto con Carlota. Saben que cualquier comentario, por inocente que sea, puede ser malinterpretado por ella y que les puede pasar factura.

Primer plano de Carlota Corredera llorando
La viguesa, visiblemente emocionada. | Mediaset

En más de una ocasión ya enseñó la puerta de salida a algún compañero por no compartir su punto de vista. Ocurrió en su día con Antonio Montero. Tampoco se puede decir que mantenga una buena relación con todos ellos.

Es el caso de Kiko Matamoros, que estuvo varios meses sin compartir plató con ella. Aunque trataron de quitarle trascendencia al asunto, el colaborador trataba de evitarla. Hizo todo lo posible por no coincidir a su lado.

Algunos colaboradores en el plató de 'Sálvame'
Los tertulianos de Sálvame, hartos con Carlota. | Telecinco

Sálvame se resiente por los comentarios de Carlota

Buena parte de los espectadores le hace llegar a Sálvame su malestar con Carlota Corredera. No solo recurren a las redes sociales, donde cargan duramente contra ella. También le han dado la espalda al formato, con una caída brutal de la audiencia en los últimos tiempos.

Lejos de cambiar su actitud, la gallega continúa empeñada en defender a su amiga. Hace todo lo posible por lavar su imagen y la de Fidel Albiac, sin importarle el precio que tenga que pagar. La presentadora lo sabe por experiencia, sobre todo tras las duras críticas recibidas a partir de la emisión de la docuserie.

Pese a ello, hace apenas unos días volvió a la carga. Y en esta ocasión arremetió en Sálvame contra Gloria Camila. Había demandado a su hermana por los manuscritos de la Jurado, y ella trató de desmontar la teoría de la hija de Ortega Cano.

Quizás en el programa y en la cadena deberían replantearse el papel de la periodista. Los espectadores ya no aguantan más.

EL VÍDEO DEL DÍA