Carolina Darias en rueda de prensa el 28 de enero del 2021

Sanidad asume la nueva realidad en España: 'Es imparable'

El Ejecutivo español es consciente de que la quinta ola ya está aquí

La situación sanitaria en España  está empeorando. El Ministerio de Sanidad ha lanzado un mensaje de alerta a las autonomías. El imparable aumento de casos de Covid-19 que se ha detectado en los últimos días preocupa.

La vacunación no será suficiente

El nuevo escenario ha llevado a Moncloa a empezar a asumir que la inyección de sueros no frenará el descontrol generado por la pandemia en todo el verano.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La variante Delta del Covid-19 continúa su avance en el país.  Los últimos datos sobre ella, pertenecientes a la semana del 14 a 20 de junio, sumaban más de 1900 contagios.

Ahora, dos semanas más tarde, esta cifra ha aumentado hasta los 8207 casos, según la actualización de datos de Sanidad.

Además, España ha vuelto a situarse en un escenario de riesgo extremo. La incidencia acumulada a 14 días era de 252,16 casos por cada 100 000 habitantes el miércoles. Esta cifra aumentaba considerablemente con respecto a los 225,35 notificados el martes.

Desde el Gobierno se insiste en que estos datos se limitan a jóvenes que todavía no han sido vacunados. Para el Ejecutivo de Pedro Sánchez no supondrá graves problemas entre los grupos de mayores y los más vulnerables.

No obstante, fuentes del Consejo Interterritorial de Salud señalan que Moncloa ha advertido de que hay que prepararse para el “peor escenario” porque “la quinta ola es imparable”.

El Gobierno español, por el momento, no se plantea tomar medidas extremas para controlar el aumento de contagios. Asegura que desde las autonomías tienen las herramientas suficientes para hacer frente a esta situación.

A pesar de ello, el Ejecutivo ha trasladado una alerta a las autonomías en el Consejo Interterritorial de Salud por el "el triple efecto". Este último hace alusión a la variante Delta, los contagios entre la juventud, los viajes y las ‘no’ fiestas.

Se necesitan medidas urgentes para frenar la expansión del virus

Desde el Ejecutivo de Sánchez tienen claro que la quinta ola ya está aquí. La incidencia se ha descontrolado por completo entre los más jóvenes, pero se está trasladando al grupo de los de 50 años, sus progenitores.

A todo ello hay que sumarle que llegarán menos remesas de Pfizer estos días, la mitad aproximadamente. Esto supondrá un “frenazo” importante en la campaña de vacunación.

Dos meses después del fin del estado de alarma, el Gobierno ha pedido a las autonomías que tomen “medidas urgentes” para frenar el aumento de contagios. De hecho, algunos gobiernos regionales ya las han implementado y otros lo están sopesando.

Un problema más para la economía española

Otra de las grandes preocupaciones del Gobierno por la descontrolada crecida de casos es que coincide con un momento muy delicado para la economía. El turismo de julio y agosto es crucial para lograr el impulso que tanto necesita el país en este aspecto.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, no se cansa de insistir en que “España es un destino seguro”. No obstante, el viernes las tasas de infección superaron el umbral de alerta roja, según los parámetros de la Unión Europea. Por este motivo, se aconseja a los viajeros que no entren ni salgan del país.

La quinta ola en España mereció este miércoles la apertura del Financial Times.

“La variante Delta del Covid-19 y un aumento en las infecciones entre personas más jóvenes y no vacunadas han catapultado la tasa de coronavirus en España a la más alta de Europa continental”, sentenciaba el artículo del Financial Times.

“El gobierno español ha atribuido gran parte del aumento a las reuniones sociales, incluidos los botellones al aire libre, y a una mayor movilidad, en un momento en que la gente viaja por España de vacaciones. El país ha eliminado casi todas sus restricciones nacionales por Covid en mayo”, añadió.

Esto también se trasladó a la portada de Le Monde. Para este, la culpa del aumento considerable de contagios se debe a las reuniones de jóvenes sin vacunar con ganas de fiesta.