Un sanitario español manipulando muestras de pruebas PCR

'La quinta ola en España ya ha empezado, y nos enfrentamos a un dilema'

El repunte de contagios en los últimos días no invita al optimismo

Después de dos meses de descenso sostenido en el número de contagios en España, la incidencia del covid vuelve a aumentar. Todo apuntaba a que la situación de la pandemia estaba bajo control, sobre todo tras comenzar la etapa de vacunación.

Sin embargo, todo ha dado un vuelco en cuestión de días. Ni las autoridades ni los expertos habían augurado esta quinta ola. Lo peor de todo, es que las cifras no invitan al optimismo.

En Cataluña, el número R de reproducción del virus llegó al 1,35 en la semana del 19 al 21 de junio. Esto implica que de cada cien casos positivos, se acaban contagiando 135 de media. En el conjunto de España, no hay datos concretos, pero todo hace indicar que la cifra estará también por encima del 1.

Es inevitable que durante las próximas semanas continúe este incremento de casos. Todo hace indicar que esta quinta ola será diferente a las anteriores.

Sobre todo porque una gran parte de la población se encuentra vacunada, sobre todo la gente mayor y las personas más vulnerables. Esto ya limita bastante el número de contagios. En cualquier caso, no hay motivos para relajarse.

El país se encuentra en la actualidad en un escenario totalmente distinto al de hace unos meses. Aunque mucha gente esté inmunizada, las medidas de protección se han relajado. Principalmente en lo que al uso de la mascarilla se refiere.

También hay un elevado número de desplazamientos entre comunidades y países. Las aglomeraciones serán más frecuentes, y todo ello facilitará la transmisión del virus.

En las últimas semanas se ha comprobado como entre la población más jóven se han originado varios brotes. Sobre todo relacionados con viajes de estudios en lugares turísticos.

¿Hay que tomar medidas contra la pandemia?

Surgen muchas dudas sobre cómo actuar en las próximas semanas. Ese incremento de positivos no supone una gran alarma para las autoridades, que ven controlada la situación.

En cualquier caso, desde Sanidad y las comunidades autónomas se enfrentan a un dilema. ¿Es preciso imponer nuevas medidas de restricción? ¿O bastará con la vacunación para contener los contagios?

Se trata de una decisión compleja, sobre todo en esta época del año. Después de un año marcado la clausura de los negocios hosteleros, volver al cierre supondría un duro golpe para el sector.

Muchos de ellos acabarían desapareciendo. Y a ello se le une la importancia que tiene para la economía del país la hotelería y hostelería.

Pero el caso de España no es único. En el resto de Europa ocurre algo similar. Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya han localizado el foco del problema.

Este organismo atribuye el incremento de las infecciones por covid a la Eurocopa de fútbol. En concreto a los desplazamientos de aficionados que acuden a los estadios. Además de reunirse en los campos, también los hacen en los bares y pubs de las ciudades que acogen los encuentros.

Según los datos que maneja la OMS, en el Viejo Continente aumentaron un 10% los positivos por covid durante la última semana. Aprecian como los seguidores de distintos países se mezclan en las calles, locales y estadios, con una relajación de las restricciones sociales.

Todo ello invita a pensar que estamos ante una nueva ola de la pandemia.

La responsable de emergencias de esta organización, Catherine Smallwood, sostiene que hay que "mirar mucho más allá de los estadios". Lo conveniente sería comprobar "cómo llega la gente a los campos, si viajan en autobuses abarrotados".

Y a la salida de los partidos, ocurre algo similar. Son conscientes de que la gente acude a locales hosteleros. "Estos pequeños eventos continuos son los que impulsan la propagación del virus", detalla.