Primer plano de Ortega Cano

Ortega Cano preocupa con la peor noticia sobre su salud en medio de la crisis

Ortega Cano estalla en directo tras escuchar algo grave sobre su matrimonio

José Ortega Cano ha dicho basta y ha puesto el grito en el cielo contra todos aquellos que quieren acabar con su matrimonio.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El maestro ha dado un golpe encima de la mesa en forma de preocupante mensaje en pleno directo, acusando a Telecinco de querer acabar con su salud y con su vida.

La denuncia de Ortega Cano en Sálvame llega después de la contundente entrevista que Ana María Aldón dio al programa Déjate querer. La diseñadora dejó claro que está pasando por el momento más complicado de su vida y su matrimonio con el torero no tiene arreglo alguno.

Tan grave es la situación, que la andaluza ha tenido que acudir a diversos especialistas para intentar mantener su relación viva. 

Ortega Cano dice basta y arremete contra 'Sálvame'

"Estamos trabajando con el psicólogo, con el especialista y ahí estamos... A él no le gusta el enfrentamiento. Está cansado y yo también estoy cansada, estamos cansados todos. Él me pide que no le mencione, pero en mi vida está él y es inevitable mencionarlo, mi vida es la suya, la compartimos, compartimos la vida".

Ortega Cano primer plano con cara de sorpresa
Ortega Cano ya no puede más después de las últimas palabras de su mujer | GTRES

Desde que pronunciara esas palabras Ana María, algunos medios han seguido insistiendo en que la relación está rota y el diestro ha dicho su verdad cargando de manera excesiva contra Telecinco.

"Quiero decir que le queda poco a Telecinco de acabar con mi vida, están a punto de conseguirlo. Ya no tengo fuerzas, ya estoy abatido de la forma tan cruel con la que me tratan, no les he hecho nada. Les he hecho ganar mucho dinero, pero de la manera que me están tratando y con todo lo que he sufrido en mi vida ya no puedo más", sentenciaba Ortega Cano.

"Van a acabar conmigo de una vez, pero no lo conseguirán"

Así de duro ha sido Ortega con la cadena en la que, desde 2020, trabaja su mujer Ana María Aldón y en la que también colabora su hija Gloria Camila. De forma muy franca, el exdiestro ha culpado a Telecinco de todos sus males y ha dejado claro que la noticia que daba Kiko Hernández sobre la separación es totalmente falsa.

Foto de José Ortega Cano y Ana María Aldón discutiendo en 'El Rocío'
José Ortega Cano y Ana María Aldón discutiendo en 'El Rocío' | GTRES

"Estoy solo en mi casa, solo. Me llevo fantásticamente bien con mi mujer ella está en Andalucía y estaremos juntos pronto. Estoy harto de que me traten de esta manera, van a acabar conmigo de una vez, pero no lo conseguirán". 

"Sálvame son enemigos míos. No hay crisis ni hay nada. Ella está en Andalucía como yo estoy aquí por trabajo", ha proseguido Ortega Cano a gritos.

Tras el duro alegato, la reportera de Sálvame le ha sugerido ponerse un pinganillo para hablar con Terelu Campos, pero se ha negado.

Ana María asiste con perplejidad al duro alegato de su marido

Así las cosas, el extorero ha declinado la invitación. Ha vuelto a decir enfurecido que no tenía nada más que comentar y que "con mis enemigos no quiero hablar".

Ana María Aldón
Ana María Aldón sabe que su matrimonio no tiene vuelta atrás | Telecinco

Veremos cuál es la reacción de Ana María Aldón ante estas palabras de su esposo. Unas palabras que denotan el nerviosismo que se vive en un matrimonio que está herido de muerte y que podría tener los días contados.

Mientras Ortega Cano ha sido el protagonista del día tras su duro discurso en la puerta de su casa, Ana María Aldón no ha estado con él. Y es que la andaluza ha pasado unos días en el piso que tiene el viudo de Rocío Jurado en Costa Ballena.

▶️ Descubre lo que pocos saben de Ana María Aldón, la mujer de José Ortega Cano

La diseñadora andaluza se ha apartado del ruido mediático. Sus últimas declaraciones en Viva la vida ponen de manifiesto que está en uno de sus peores momentos. "Rota y en pedazos, pero aquí estoy", afirmó en su programa un mes después de abandonarlo de forma sorprendente.