Kiko Rivera con la barba recortada y gorra mira a cámara en el transcurso de una gala de un programa de televisión

Kiko Rivera se encuentra con la puerta cerrada en los morros

El DJ está molesto con su madre porque parece que no quiere reconciliarse con él

La familia Pantoja parecía que había enterrado el hacha de guerra tras la muerte de doña Ana. Desafortunadamente, el acercamiento entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja parece que solo fue un hecho puntual en aquel momento tan doloroso.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Madre e hijo quedaron en verse de nuevo para hablar y olvidar su trifulca familiar, algo que no se ha producido aún.

Su acercamiento continúa en el aire

El hijo mayor de la tonadillera está triste. A pesar de haberle tendido la mano antes de recibir su primer galardón en los Premios Radiolé la pasada semana, Isabel Pantoja parece no querer acercar posturas con su primogénito.

El DJ aseguró durante una entrevista entonces que llamaría a la artista en privado para que le acompañara en esa mágica noche, sin embargo, no apareció.

Todo apunta a que Isabel Pantoja es incapaz de olvidar todo el daño que le han hecho las declaraciones de su hijo mayor en el último año. Para ella es muy complicado hacer como que no ha pasado nada. Y es que se han dicho cosas muy feas sobre su persona.

“Es muy orgullosa y rencorosa. Todo lo que Kiko ha dicho de ella no lo va a olvidar jamás", han asegurado fuentes cercanas a los Pantoja a la revista SEMANA.

Foto de madre e hijo
Kiko Rivera, molesto con la actitud de su madre | Mediaset

“Ha dicho barbaridades de ella y eso no lo perdona Isabel ni con un abrazo de 15 minutos. Los que la conocemos nos parecía imposible que fuera a recibir a su hijo con los brazos abiertos", han señalado desde este medio.

"Una cosa es lo que ocurrió cuando murió doña Ana, que le abriera las puertas de su casa y se fundieran en un abrazo. Otra es que ahora se siente con él como si nada. Eso es impensable”, han añadido.

Según estas fuentes cercanas al clan Pantoja, “es casi seguro que ha sido Isabel quien ha propiciado que este reencuentro no se haya producido". "Seguro que le ha puesto alguna excusa para que su hijo no acuda o le ha reprochado algo para que sea Kiko quien haya decidido no ir", han asegurado a SEMANA.

Kiko Rivera está molesto con la actitud de su madre

A pesar de haber pasado ya cuatro semanas desde que doña Ana falleciera, la nueva etapa que parecía abrirse para Isabel Pantoja y Kiko Rivera está todavía lejos de comenzar.

Madre e hijo no han vuelto a verse las caras desde entonces. Es imposible olvidar todo lo que ha pasado en el último año, un asunto que duele al DJ, que creía que la solución a sus rencillas estaba cada vez más próxima.

“Quién sabe si en 2022 o 2023. Las cosas de palacio van despacio”, sentenciaba el marido de Irene Rosales en la entrega de su primer galardón como artista musical, lanzando un dardo envenenado a su madre.

Con estas palabras, el DJ mostraba su decepción con Isabel Pantoja. Y es que le da rabia que su acercamiento fuera solo algo puntual y no definitivo justo ahora que han perdido a un pilar fundamental en la familia.

Para Isabel Pantoja sus dos hijos son muy importantes, pero el juicio público al que se le ha sometido estos últimos meses es demasiado para ella. La tonadillera tiene que digerir todavía muchas de las cosas que se han dicho sobre ella y no está pasando por su mejor momento.

La reciente muerte de su madre la tiene en horas bajas y parece que recuperar el contacto con su primogénito no se encuentra todavía entre sus planes más inmediatos. Quién sabe si ahora que se aproximan las fechas navideñas la tan ansiada reconciliación familiar se produce y acaban comiéndose todos las uvas juntos como antaño.

Juega con nosotros: