Julián Contreras y su padre

El ocaso de Julián Contreras padre y su silencio más llamativo

El que fuese marido de Carmina Ordóñez lleva tiempo retirado de los platós de televisión

Está a punto de cumplirse el 17 aniversario de la muerte de Carmina Ordóñez y su hijo Julián Contreras es el olvidado de la familia. El joven no cuenta con el apoyo de sus hermanos y los problema de salud de su padre tampoco le ayudan a salir del agujero en el que anda metido hace años.

El hijo menor de Carmina Ordóñez se desmoronaba emocionalmente en ‘Sábado Deluxe’ hace unos días al revivir otra vez el sufrimiento de su madre mientras estuvo casada con el bailarín Ernesto Neyra. Según cuenta, presenció situaciones violentas en más de una ocasión. De hecho, el joven llegó a tener que intervenir y abalanzarse sobre el marido de su madre para evitar que golpease a su progenitora con tan solo 12 años.

Julián Contreras se abrió en canal y su testimonio fue de lo más creíble, a pesar de que ‘la divina’ se marchó de este mundo sin que muchos creyeran lo que denunciaba. El pequeño de Carmina Ordóñez derrochó lágrimas mientras contaba la historia de su madre e incluso su respiración se entrecortaba al narrar lo sucedido. Y es que no es fácil relatar una historia tan dolorosa con la de su madre y el bailarín.

Necesita dinero 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que esa no era la primera vez que Julián Contreras se sentaba en un plató de televisión. El joven lo ha hecho en numerosas ocasiones para lograr dinero de una forma rápida, aunque no por ello menos dolorosa. Y es que al pequeño de Carmina Ordóñez la vida no le ha sonreído precisamente en lo económico tanto como a sus hermanos mayores.

De hecho, para hacer frente a su precaria situación económica cuando a él y a su padre les azotaron las deudas y no podían pagar ni el alquiler del piso en el que vivían, el hijo menor de Carmina Ordóñez intentó abrirse camino como empresario y también como coach, pero no cosechó éxitos en estos ámbitos.
Sus hermanos Francisco y Cayetano no se han manifestado públicamente sobre el recuerdo de la historia de su madre en ‘Sábado Deluxe’, aunque el menor de ellos publicó una imagen de los tres junto a ella en forma de apoyo a Julián, con quien no tiene relación hace años.

¿Qué ha sido de él?

Quien hace mucho tiempo que permanece alejado del foco mediático es su padre, también llamado Julián Contreras. A pesar de que durante muchos años se paseó por los platós de televisión y protagonizó numerosas exclusivas hablando de su relación con Carmina Ordóñez, ahora prefiere mantenerse al margen de la vida pública.

Julián Contreras padre mantiene un silencio sepulcral desde hace mucho tiempo. Esto se debe en parte a sus problemas de salud con la vista. Desde el año 2015, el que fuese marido de Carmina Ordóñez entre 1984 hasta 1994 acarrea una grave dolencia que le impide trabajar.

«Un día viendo la televisión me dijo que no veía, entonces me lo llevé a toda prisa a Urgencias y luego le pasó en el otro ojo. Sí, es cierto, mi padre se está quedando ciego», explicó hace unos años el menor de los hijos de Carmina Ordóñez.

Según sus palabras, la parte más lesionada de Julián Contreras padre tiene que ver con la visión periférica, el campo de visión que se produce alrededor del foco central y que cuenta con gran importancia a la hora de apreciar los detalles.

No obstante, no hay que olvidar que cuando gozaba de buena salud siempre pensó que su triunfo personal como cantante se había visto truncado por su relación con Carmina Ordóñez. Y es que se sintió completamente eclipsado por ella.

A pesar de sus diferencias, la pareja siguió manteniendo una buena relación tras su separación, por lo que quizá Julián Contreras padre sepa más sobre la dolorosa situación que le tocó vivir a su ex mientras compartió su vida con el bailarín Ernesto Neyra. Quién sabe si en un futuro el padre del pequeño de los Ordóñez volverá de nuevo a los platós de televisión para hablar de este oscuro asunto.