Irene Rosales y Kiko Rivera en Madrid el 15 de noviembre del 2020

El año para olvidar de Irene Rosales: se queda sin sus padres en pocos meses

La mujer de Kiko Rivera está atravesando por un mal momento personal

Nueve meses después de la muerte de su madre, Irene Rosales ha tenido que lamentar otra durísima pérdida, la de su padre. El suegro de Kiko Rivera llevaba varios meses muy enfermo a causa de un tumor y este jueves a las seis de la mañana ha fallecido.

Ha sido la propia colaboradora de ‘Viva la viva’ quien ha dado a conocer la triste noticia a través de un 'stories' en su cuenta de Instagram.

Una familia muy unida

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Mi padre se cayó trabajando y lo que tiene es un tumor cerebral. Lleva con él 16 años. A día de hoy es un campeón, un luchador. No es consciente al cien por cien de lo que pasa, por así decirlo, no es feliz. No es una persona que se pueda valer al por cien por cien por sí misma, pero está con nosotros», contó la propia Irene Rosales en enero de 2019, durante su participación en ‘GH Dúo’.

Todo este tiempo, la nuera de Isabel Pantoja ha estado volcada con su padre, de quien no ha querido separarse hasta el final. Al igual que su madre, ambos eran dos pilares fundamentales para la nuera de Isabel Pantoja, que siente debilidad por su familia.

Kiko Rivera, que apreciaba mucho a su suegro, también le ha despedido a través de las redes sociales, pidiendo además que se terminase este 2020 tan amargo para ellos. Y es que además de las muertes de los progenitores de Irene Rosales, dos apoyos fundamentales para la pareja, la mediática batalla entre el Dj y su madre continúa.

Al límite

Kiko Rivera e Irene Rosales tratan de llevarlo como mejor pueden, pero en las últimas semanas la nuera de Isabel Pantoja ha vivido una situación límite.

Además de hacerse cargo de su padre, que no podía valerse por sí mismo, y de sus dos hijas, fruto de su relación con Kiko Rivera, la joven ha acudido los fines de semana a Madrid para participar en ‘Viva la vida’.

No hay que olvidar que su colaboración en el programa, que presenta Emma García, se ha convertido en el único sustento económico de la familia desde que llegó la pandemia y Kiko Rivera tuvo que cancelar todos sus eventos y sus negocios en el ocio nocturno.

A todo ello hay que sumarle las polémicas surgidas en el clan Pantoja, que no dejan en muy buen lugar la relación entre su marido y su madre, Isabel Pantoja.

Irene Rosales es una persona tremendamente familiar. Prueba de ello es la buena relación que tiene con sus hermanos, algo que Kiko Rivera siempre ha envidiado de su mujer. Por eso ahora que las cosas con Isabel Pantoja van de mal en peor, la mujer del Dj lo está sufriendo. Y es que le gustaría que esta situación se terminase cuanto antes y sus pequeñas pudiesen ver a su abuela paterna, que es la única que les queda.

Por el momento parece que las cosas están lejos de arreglarse entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Y es que después de que el hijo de la tonadillera hablase de ese fatídico día de agosto en el que, supuestamente, encontró los objetos robados de su padre en Cantora, la relación entre ambos está todavía más tensa.

A pesar de ello Kiko Rivera asegura que la solución es fácil, pero que no depende de él. Con una llamada telefónica de su madre valdría para que se comenzase a firmar la paz entre ambos. Y es que el orgullo de la tonadillera parece ser el gran motivo por el que esta cruenta batalla entre madre e hijo no ha terminado.