Isabel Pantoja en un plató de Telecinco

Isabel Pantoja toca fondo: decide hacer una sola cosa en Cantora

Isabel Pantoja no levanta cabeza y no sale de su dormitorio, donde permanece en cama siguiendo con su medicación

Isabel Pantoja está hundida y no levanta cabeza. Desde que su hijo destapara la polémica sobre la herencia de Paquirri públicamente, la ‘tonadillera’ vive sus horas más amargas. Su círculo más íntimo asegura que nunca había estado así, que lo está pasando peor que cuando entró en la cárcel o falleció su marido Paquirri. Su estado físico y psíquico preocupa, y mucho, pues está tomando medicación para calmar sus ataques de ansiedad. 

Isabel Pantoja no sale de su habitación en Cantora y está en cama, desolada, como si fuera un vegetal, no reacciona. La conmoción por lo que ha pasado con su hijo es demasiado para ella, quien no concibe una traición tan grande: que su hijo haya hecho público todos los tejemanejes de la herencia de Paquirri y se haya posicionado tan en contra de su madre, de quien dice que para él ya no existe. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La verdad es que, que tu propio hijo reniegue de ti tiene que ser muy duro para una madre. Es por eso que Isabel Pantoja ya no articula palabra, sino que vive en un llanto y quejido constante, apabullada por las circunstancias.

Por su propio bien mental, se mantiene al margen de lo que sucede en los programas de televisión donde se trata a todas horas la bomba mediática que ha supuesto que Kiko Rivera desvelara que se sentía traicionado por su propia madre. Aun así, inevitablemente le van llegando pequeños detalles de lo que va sucediendo en el exterior, y que le cuentan sus más allegados, principalmente su hermano Agustín, que se está convirtiendo en su principal apoyo en estos turbulentos días.

De hecho, su hermano Agustín, como siempre, se ha convertido en su piedra angular, y le da la fuerza que ella necesita en estos momentos, demostrando una vez más que siempre está al pie del cañón para su hermana, a quien nunca ha dejado de lado. Además también se está haciendo cargo de su madre, Ana, la matriarca del clan, quien padece Alzheimer.

¿Qué hará Isabel con todo lo que está sucediendo?

Pero aún estando en sus horas más bajas, Isabel tiene pensado actuar, si bien cuando recupere un poco sus fuerzas. Y es que la ‘tonadillera’ es de armas tomar, y no se va a quedar de brazos cruzados viendo cómo su propio hijo y muchos otros que se definían como sus amigos, ensucian su imagen pública y sacan detalles escabrosos de su vida. De hecho, ya está pensando cuál será su primer paso cuando pueda reaccionar, y es que lo tiene muy claro: va a acudir a los juzgados.

Allí pedirá a un juez que demuestren que ella desclasificó archivos para beneficiarse de la herencia de Paquirri o que demuestren dónde está todo lo que dicen sus examigos que ella ha robado durante tantos años, incluidas las esmeraldas que el torero compró para su madre, y que aseguran que ‘la tonadillera’ habría dado el cambiazo por unas de menor valor, para así quedarse ella con las originales y darle las ‘falsas’ a la familia de los Paquirri.

Kiko Rivera, se cambia de bando y se une a la familia de los Rivera


Mientras tanto, el DJ Kiko Rivera no ha perdido el tiempo durante estos días. Mejor dicho, está recuperando años perdidos y conociendo miembros de la familia por parte de su difunto padre, de los que hasta ahora había vivido muy distanciado por culpa de los conflictos de su madre con ellos.

Es el caso de sus hermanos, Cayetano y Fran, de los que no se separa y se les ha podido ver junto yendo a ver a familiares, conduciendo juntos como si se conocieran de toda la vida, y haciendo gala de una complicidad que nunca habríamos podido imaginar. Juntos fueron a Barbate a visitar a un tío suyo que se encuentra delicado de salud.

Al salir de la vivienda, cogían el coche de vuelta juntos, y en un vídeo de Fran Rivera en Instagram, este exclamaba orgulloso «En el cielo hay alguien que debe estar muy contento. Venimos de ver a nuestro tío José que esta muy malito, hemos pasado un ratito muy agradable con él», decía.

Junto al vídeo, añadía un «todo empieza a estar en su sitio», refiriéndose a la relación que por fin han recuperado los tres hermanos después de que durante largos años, no hayan tenido a penas nada de contacto.