ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Bertín Osborne en un acto promocional de OneRent

Bertín Osborne, fastidiado por un contratiempo con su hijo Kike

El presentador lamenta no poder pasar más tiempo con sus hijos

Hace dos meses que Bertín Osborne y Fabiola Martínez dejaron a todos con la boca abierta anunciando su separación. El matrimonio, que llevaba unido desde hacía 20 años, decidía poner fin a su vida en común a pesar de los numerosos intentos de superar las circunstancias que amenazaban la relación. Finalmente nada pudieron hacer y tomaban la determinación de poner punto y final.

Ambos protagonistas afirmaron que no se trataban de terceras personas y que todo era debido al desgaste de los años. «La convivencia no es fácil» explicaba Fabiola en referencia al carácter complicado tanto de ella como de Bertín. A pesar de todo, ha sido una ruptura amistosa que ha separado sus caminos, pero que se mantienen juntos en lo que al cuidado de los hijos se refiere.

Lo que Bertín Osborne lamenta de su hijo Kike

Es Fabiola Martínez la que convive con los menores a diario. La venezolana vive por y para sus hijos Carlos y Kike, pero Bertín Osborne puede ir a verlos cuando quiera. En ese sentido, Fabiola no tiene ningún impedimento porque su exmarido pase todo el tiempo que desee junto a los pequeños, aunque el presentador de 'Mi casa es la tuya' no pueda disfrutar de ellos como le gustaría.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fabiola vive en Madrid junto a los niños mientras que Bertín hace su vida en Sevilla. Un hecho que, aunque no le permite verlos a diario, sí que lo hace frecuentemente: «Todas las semanas. Ellos viven en Madrid y yo en Sevilla, pero les veo muchísimo. Tenga en cuenta que yo viajo a Madrid asiduamente. Y mi hijo Carlos viene a Sevilla» ha explicado el presentador durante una entrevista para 'La Razón'.

Profundamente apenado se ha sentido Bertín Osborne al ser consciente de que la delicada situación por la que atraviesa su hijo Kike, quien padece una lesión cerebral desde que nació, no le permite pasar largas temporadas en Sevilla. «Kike no está en condiciones de viajar para estar conmigo un par de días. Prefiero ir yo. La realidad es que buena parte de mi trabajo se desarrolla allí» ha confesado.

Hay que recordar que el estado de salud de Kike es muy delicado. El joven acude a un centro especializado en su discapacidad en Madrid y su estado no le permite viajar. Además, su domicilio cuenta con todo lo necesario para su día a día, algo que por el momento no tiene la casa que Bertín posee en Sevilla. A todo esto hay que sumar la pandemia por la que estamos atravesando y que sitúa a Kike en una posición de mucho riesgo.

Sin ganas para el amor

Una vez que la pareja confirmó la separación, ni Bertín ni Fabiola han vuelto a pronunciarse al respecto. Ambos dejaron claro que no había «un motivo concreto sino problemas de convivencia. No hay, ni ha habido terceras personas que nos hayan motivado a tomar esta decisión, y sí la dificultad de convivir con nuestras distintas personalidades».

Solo han pasado dos meses desde la ruptura y Bertín Osborne deja claro en la entrevista que es muy pronto para pensar en un nuevo amor. Los años y las circunstancias personales han cambiado notablemente la personalidad amorosa del sevillano y afirma que «no estoy abierto al amor, ni tengo interés ni ganas de enamorarme. Nada de nada. Me siento absolutamente desganado en este aspecto y creo que voy a seguir así».

Fabiola Martínezconsiguió centrar a Bertín Osborne y su buen carácter así como la fortaleza que ha mostrado ante las dificultades que la vida le ha puesto respecto a la salud de su hijo Kike, han hecho que el presentador piense que jamás encontrará a una mujer como ella: «No voy a perder el tiempo, porque ninguna se puede acercar lo más mínimo a lo que vale Fabiola» ha sentenciado.