Montaje de fotos de primer plano de Enrique Ponce y Ana Soria

Ana Soria deja clara sus exigencias a Enrique Ponce para que la boda siga adelante

Ana Soria se planta y alza la voz para que Ponce reaccione

Ana Soria y Enrique Ponce han vivido su segundo verano como pareja. Tras el revuelo que causó la separación del diestro y Paloma Cuevas, por fin todo ha vuelto a la calma. Aunque se presagiaba lo peor, lo cierto es que Ponce y su joven novia han decidido seguir adelante y apostar por su amor.

La almeriense decidió alejarse de las redes y evitar cualquier muestra de romanticismo, pero ahora parece haber cambiado de opinión. Ha presumido de vacaciones de ensueño junto al valenciano meses antes de la celebración de la esperada boda. Según los rumores, en diciembre podrían darse el 'sí, quiero', pero antes Enrique deberá ceder a las peticiones de Ana.

Ana Soria le deja las cosas claras a Enrique Ponce

Ana Soria llegó a la vida de Enrique Ponce para ponerla patas arriba. Su más que consolidado matrimonio con Paloma Cuevas comenzó a hacer aguas y el de Chiva decidió poner punto y final. La joven rubia había llegado para quedarse y el amor surgido entre los dos dio al traste con más de dos décadas de matrimonio.

Sus deseos eran tener una separación cordial, pese a la traición del diestro, por el bien de las dos hijas que tienen en común. Aunque al principio costó, finalmente todo se encaminó y cada uno hace su vida por separado.

Enrique Ponce y Ana Soria con rostros serios
Ana Soria y Ponce han celebrado su segundo aniversario | GTRES

Ahora, cuando se han cumplido dos años de relación y dejando atrás los rumores de ruptura, Ana y Enrique presumen de amor. La pareja ha vuelto a disfrutar de sus vacaciones comiéndose a besos en cada rincón. Y es que no puede ser para menos, pues la ilusión por seguir una vida juntos les ha llevado a plantearse pasar por el altar.

El valenciano ya lo dejó claro hace unos meses cuando confesó que estaba dispuesto a pedirle matrimonio a su chica. Ambos llevan viviendo juntos durante dos años cuando Enrique abandonó Madrid para trasladarse a un piso en Almería junto a Ana.

Imagen de Paloma Cuevas y Enrique Ponce junto a sus hijas
Las hijas de Enrique Ponce no quieren saber nada de Ana Soria | GTRES

No obstante, antes de dar el paso definitivo, la andaluza ha exigido alguna que otra cosa a su futuro marido. La primera y la más importante, es que Ana desea que las hijas de Enrique la acepten.

Al parecer las niñas no quieren saber nada de ella y mucho menos compartir el mismo espacio. Algo que quedó patente en la primera comunión de la hija pequeña de Ponce a la que Ana no fue invitada. Consciente de la situación, el de Chiva no quiere forzar las cosas y le ha pedido tiempo para que las niñas lo asimilen.

Ana Soria quiere tener los mismos derechos

Mientras Enrique Ponce es bien recibido en el entorno de la joven almeriense, esto no ocurre a la inversa. Paloma Cuevas trata de proteger a sus hijas de toda la situación, más aún después de que se enteraran de la ruptura por unas fotos de su padre con Ana Soria.

Primer plano de Ana Soria con rostro enfadado
Ana Soria pide el mismo trato | GTRES

La empresaria le recriminó su actitud y este decidió poner freno a tanta declaración de amor pública. Ahora es Ana quien reclama su sitio y quiere dejar de ser 'la otra' para tener los mismos derechos de los que también goza la nueva ilusión de Paloma. Recordemos que la empresaria fue vista con Luis Miguel y los rumores de noviazgo se dispararon dando el visto bueno al romance.

Una cuestión que pone contra la espada y la pared a Enrique, quien tampoco desea hacer daño a sus hijas. Otra de las exigencias que la joven le ha planteado a su futuro marido es que deje los toros de manera definitiva. Algo que ya anunció el pasado año cuando emitió un comunicado donde anunciaba "hacer un alto en el camino y retirarme por tiempo indefinido".

▶️ VÍDEO del día

Por lo pronto todavía no hay fecha de boda establecida, pero todo parece indicar que no tardarán en pasar por el altar.