Amador Mohedano, con su característico sombrero, en una imagen de archivo

Amador Mohedano confirma los peores presagios de su sobrina Rociíto

Amador, preocupado con las intenciones de su sobrina

Amador Mohedano reaccionó hace unos días a las declaraciones de su sobrina. Acusaba a la familia de su madre de "alimañas" y "jauría", y de haberse aprovechado de la cantante. El exmarido de Rosa Benito no pudo contenerse y quiso dar su versión.

En realidad trató de defenderse criticando a Rociíto donde más le podía doler. Aseguró que nunca se preocupó por su madre y le había dado una mala vida. Además, dejaba entrever que la Jurado había sufrido mucho con su hija, como así se lo había trasladado a sus allegados.

Estas declaraciones de Amador no fueron bien recibidas por parte la esposa de Fidel Albiac. Estaría pensando en demandar a su tío por lo que considera un ataque lleno de falsedades, recoge La Razón

Imagen de Amador Mohedano y Rocío Carrasco
Amador Mohedano, en una imagen de archivo junto a Rociíto. |

El distanciamiento entre ambos es de sobra conocido por todo el mundo. Llevan mucho tiempo sin hablarse y no quieren saber nada el uno del otro. Cualquier tipo de comunicación entre ellos ha sido a través de los programas de televisión.

Antes de tomar cualquier tipo de decisión, la hija de la artista debería acordarse de las 'lindezas' que le dedicó a su familia. Al igual que le ocurrió a ella, su tío solo trató de dar salida a la rabia que lleva dentro. Más bien trataba de defenderse de todas las críticas que vertieron sobre él y su entorno.

No resulta nada agradable encontrarse cada día con desprecios y malas palabras por parte de un familiar. Y eso es lo que lleva soportando desde hace un tiempo el que fuera representante de la Jurado. Ahora parece dispuesto a contraatacar y a poner las cartas sobre la mesa.

Las palabras de Amador Mohedano tienen cierta credibilidad. Los que conocían a Rociíto saben que durante su juventud fue bastante rebelde, que mantuvo unos cuantos pulsos con sus padres. Se caracterizó por hacer todo aquello que le apetecía en cada momento.

Amador Mohedano y Rocío Jurado
Jurado siempre estuvo muy unida a Amador, que se ocupaba de gestionar su carrera profesional. | Cedida

La semana pasada, Raquel Mosquera desvelaba más detalles sobre su comportamiento. Era habitual que su madre llamara a Pedro Carrasco a altas horas de la madrugada para quejarse por la actitud de la chica. Amenazaba con irse a vivir con su padre.

Resulta muy curioso, además, que en toda esta historia la pareja de Fidel se haya rodeado de enemigos. Es como si todo el mundo se pusiera de acuerdo para tratar de aprovecharse de ella y del nombre de su madre. Solo se deshace en elogios hacia sus progenitores, con los que también tuvo en el pasado unos cuantos roces.

Muchas de las decisiones que adoptó en su día no tenían el consentimiento de ellos. Entre otras cosas, el matrimonio con Antonio David.

▶️ Concha Velasco no mejora y enciende las alarmas sobre su estado de salud

Amador Mohedano vio como le quitaban protagonismo

Amador Mohedano ejerció casi siempre de representante de la Jurado. Durante muchos años se ocupó de sus asuntos profesionales, siendo prácticamente su mano derecha. Pero comprobó como en su camino se cruzaba otra persona.

Se trataba de Fidel Albiac, que también se implicó en la carrera de la artista en los últimos tiempos. Antes de fallecer ya dejaba entrever lo que ocurriría más adelante. Notaba que el ambiente entre sus familiares estaba excesivamente tenso aunque trataran de ocultárselo.

Al parecer, seis meses antes de morir, durante un programa especial que grabó en TVE, se sinceró en privado con unos periodistas. "Me asusta pensar lo que puede ocurrir en mi familia cuando yo falte", señalaba compungida.

Amador Mohedano y Fidel no se podían ni ver, y las diferencias entre ellos eran evidentes. A partir de ahí empezó Rociíto a distanciarse de su tío.