Primer plano de Alessandro Lequio con rostro serio

Alessandro Lequio hace una confesión íntima que no gusta nada a su mujer María

Alessandro Lequio se pasa de la raya tras desvelarlo en directo

Alessandro Lequio ha vuelto a ser el protagonista de la polémica en El programa de Ana Rosa. Desde hace varios días que no se habla de otro tema en los programas de Telecinco que no sea del encuentro tórrido entre Yulen y Anabel Pantoja.

Una pareja que ha pasado por altibajos de todo tipo, pero que finalmente han hecho lo que les ha salido de dentro. Y no es otra cosa que su escena íntima que ha dejado a más de uno asombrado por la claridad de la misma.

Anabel Pantoja y Yulen Pereira
La pareja está en boca de todos tras las imágenes subidas de tono que han protagonizado | Mediaset

Ambos protagonizaban este momento caliente en plena noche cuando un cámara del equipo de Supervivientes les ha pillado 'con las manos en la masa'. Apenas medio minuto de grabación en el que se ve claramente que Anabel está dándole placer al hombre que más desea en la isla hondureña.

Las imágenes tórridas de Anabel y Yulen provocan un cisma en Telecinco

Lo que está sucediendo en Supervivientes en los últimos días está provocando un reguero de comentarios. Hay debate sobre si es necesario dar rienda suelta a la pasión cuando estás en un reality como el que tiene lugar en los Cayos Cochinos de Honduras.

Para muchos colaboradores, este tipo de comportamientos entre dos personas que se atraen es totalmente normal. No hay por qué reprochar nada a sus protagonistas.

Anabel Pantoja protagonizó un encuentro sexual con Yulen | Telecinco

Por otro lado, hay otros que no están de acuerdo con que Yulen y Anabel se olviden de las cámaras y protagonicen una de las imágenes más comentadas del reality. El caso es que desde el 'Club social' siempre están pendientes de lo que sucede al milímetro en dicho reality.

Alessandro Lequio afea el encuentro sexual de la pareja

Este lunes, Joaquín Prat y Alessandro Lequio han tenido un pequeño rifirrafe en relación a estas imágenes de alto voltaje que protagonizan la sevillana y el conocido esgrimista hispano-cubano.

Tras las impactantes imágenes sexuales de ambos, Joaquín Prat defendía lo sucedido al afirmar que "quién no ha hecho eso en alguna ocasión". Además, el veterano presentador de Telecinco ha puesto en valor la generosidad de la pareja al hacerlo en el reality.

Primer plano de Alessandro Lequio con cara de sorpresa
Alessandro Lequio ha afeado el encuentro sexual en 'Supervivientes' | GTRES

Pero le ha salido un crítico al bueno de Joaquín. Y no es otro que Alessandro Lequio. Este no ha sido tan benévolo como su compañero de programa. 

"Generosidad la tuvo Violeta, esto es... el sexo sin sudor no es sexo. Con esto, Yulen puede decir 'no he hecho nada' porque a él le han hecho. Esto se hacía además hace muchísimo tiempo, cuando las chicas querían que sus novios se fuesen satisfechos, pero sin perder ellas la virtud, ¿verdad?", le ha espetado.

▶️ La polémica que hará saltar por los aires la final de Supervivientes

"Hombre, yo quiero recibirlo también"

No contento con su argumento inicial, el italiano ha incidido en el tema. "Estas manualidades esconden un pensamiento muy jurásico de la satisfacción, del placer sexual", ha dicho. 

María Palacios con miniatura de Alessandro Lequio
Alessandro Lequio ha escandalizado a su mujer tras la confesión sexual en directo | ¡Hola! - GTRES

"Es la satisfacción masculina sin poner en peligro la virtud de la femenina. Es él el que recibe el placer, ella se queda...", sentenciaba el colaborador y polemista.

En ese momento, Prat ha saltado contra Lequio espetándole "qué antiguo eres", exclamaba. "Antiguo, no. Más antiguo es follar y te gusta", decía Lequio subiendo demasiado el tono de voz, algo que enfadaba y mucho al comunicador.

"Tranquilo. ¿Y el placer de dar placer?", le preguntaba Prat seguidamente. "Hombre, yo quiero recibirlo también", respondía el italiano.

Para zanjar el tema, el presentador calificaba de esta forma al conde. "Aquí tenemos un egoísta porque también existe el placer de darlo". Ahí finalizaba esa disparidad de opiniones entre ambos y la cosa no pasaba a mayores, a pesar de que los ánimos estaban bastante caldeados.