Imagen de una chica por la calle con una mascarilla

La primavera y Semana Santa que nos espera: las restricciones que habrá en España

Varios expertos coinciden en que el coronavirus nos dará unos meses de tregua

Las cifras de contagios de coronavirus  en los últimos días hacen pensar que estamos más cerca de llegar al final de la sexta ola. Y es que la incidencia ha caído en más de 1400 puntos desde hace dos semanas.

"Lo que apuntan todos los modelos es una tregua importante durante varios meses, que posiblemente abarque toda la primavera y todo el verano", expone el matemático y físico Álex Arenas en NIUS.

Otro de los expertos consultados, Joan Carles March, apunta que "hay una posibilidad, sin estar seguro al 100%", de que el coronavirus finalice su trayectoria como virus pandémico en apenas un par de meses.  

Dos personas caminando por Madrid en plena pandemia.
El coronavirus podría finalizar su trayectoria como virus pandémico en un par de meses | EP

Juan Gestal, catedrático emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública, explica la actual pandemia en términos históricos. "Todas las pandemias respiratorias de los últimos 130 años han durado unos dos años", apunta. Y pone de manifiesto que a finales de verano vuelvan otros virus como los que causan la gripe o el catarro, reflejando el "debilitamiento" del coronavirus. 

Eso sí, la desaparición del virus es algo que ningún experto espera, a día de hoy. "Como poco tendremos brotes, mayores o menores, durante una larga temporada", asevera el epidemiólogo Salvador Peiró.

"No podemos confiarnos en absoluto y la historia de las últimas olas nos demuestra que esta pandemia es bastante imprevisible", avisa el epidemiólogo Quique Bassat.

Optimismo de cara a los próximos meses

Los expertos son optimistas y ponen el foco en el cambio estacional, con la llegada de la primavera y un tiempo más estable. "Lo que ocurre cuando llega el buen tiempo es que cambian nuestros hábitos. Estamos más en el exterior, tenemos las ventanas abiertas y contamos con sistemas de aire acondicionado con filtraje. Todo eso contribuye a que la transmisión sea más complicada", cuenta Arenas.

Pero no olvidemos que estamos hablando de un problema de salud global. "La pandemia no será endémica hasta que todos los países hayan alcanzado esta fase", apunta Joan Carles March. "Es probable que haya nuevas olas y que se originen en lugares donde ha habido poca cobertura vacunal", recalca Bassat.

Imagen de una estación de tren abarrotada de personas el 30 de diciembre de 2021
Los expertos apuntan que con la llegada de la primavera y el verano, la pandemia dará una tregua | Europa Press

El gran problema actualmente es que en el Tercer Mundo son muy pocos los vacunados y esas regiones son propicias para que surjan nuevas variantes. "Hay importantes reservorios animales. Y otras situaciones como los inmunocomprometidos en las que el coronavirus puede convivir mucho tiempo en una persona", asegura Salvador Peiró.

"Para evitar esto deberíamos trabajar en dos líneas: una vacunación de los países con menor cobertura en el mundo, sobre todo África. Y, segundo, vigilancia para controlar lo más rápidamente la presencia de nuevas variantes", razona March. Gestal piensa que seguirán apareciendo variantes, pero no tan contagiosas como ómicron. "Al virus no le interesa matarnos", sostiene. 

¿Desaparecerán todas las restricciones en primavera?

En cuanto a las restricciones que deberemos cumplir en los próximos meses, algunos expertos como Arenas afirma que "desaparecerán básicamente todas y en breves. Pero eso no quiere decir que debamos olvidar el virus, porque está ahí y nos va a acompañar el resto de nuestras vidas, desgraciadamente. Lo que tenemos que hacer es encontrar las mejores maneras de protegernos", confiesa.

En este punto, Peiró mantendría las mascarillas en sintomáticos de vías respiratorias altas. "Que la gripe también nos crea problemas", apunta.

Imagen de un grupo de personas esperando para ser vacunados en Madrid
La variante ómicron sigue bajando su incidencia en España gracias a la vacunación | EP

Lo que, según muchos expertos, deben hacer los que tienen la responsabilidad de intentar acabar con el virus, es seguir desarrollando vacunas de segunda generación. Por ejemplo, la española de Hipra, que busca evitar la infección y no solo la enfermedad en casos graves.

Y es que hay que atajar la debilidad de las vacunas actuales. "Está claro que necesitamos una vacuna a prueba de nuevas variantes. Que no haya que actualizar cada seis meses o cada año", opina March.

Otro objetivo a medio plazo es empezar a proteger hospitales y colegios, con sistemas de filtrado y protocolos más efectivos. "Igual que controlamos la calidad de los alimentos o la del agua, debemos empezar a controlar la del aire en interiores", concluye Arenas.