Los niños de San Ildefonso con mascarilla preparado para cantar los números del sorteo extraordinario de la lotería de Navidad

Paloma, la lotera que dio ayer el Gordo tras perder a su hijo de 19 años

'Este 2020 ha sido un año con mucho sufrimiento y necesitábamos una alegría', afirmó la lotera cacereña

La administradora de loterías Paloma Mohedas repartió este martes 22 de diciembre un décimo del Gordo de la Lotería de Navidad en Cáceres, lugar donde reside. El premio que ha tenido la suerte de entregar son nada menos que 400.000 euros. El año 2020, marcado por la pandemia del Covid, ha sido muy duro para muchas personas y para Paloma todavía más, ya que hace poco perdió a su hijo, un joven de 19 años que murió en un accidente de tráfico el pasado verano.

Óscar Plaza y Paloma Mohedas esperaban que con un poco de suerte, tuvieran la oportunidad de recibir o regalar felicidad y descorchar una botella de cava para celebrar un premio de la lotería de Navidad. Al final, el Gordo tocó en su administración, el estanco de la calle Camino Llano 56 de Cáceres, donde se vendió, a través del terminal electrónico, un décimo del número deseado por todos: el tan deseado 72897.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En declaraciones a 'El Periódico de Extremadura', Paloma confiesa que ese único décimo que ha tenido el premio de 400.000 euros, sabe a victoria. «En un año muy complicado necesitábamos una alegría». Además, Paloma ha admitido que en toda la jornada del martes el agraciado no ha aparecido por allí a celebrar el premio. El estanco se localiza junto al puente de San Francisco y es un lugar de paso frecuente hacia el Conservatorio, el hospital San Pedro de Alcántara o los Juzgados de la ciudad cacereña.

Se desconoce el ganador del décimo premiado vendido por Paloma Mohedas

Mohedas señalaba ayer que desconocía por completo de qué persona se puede tratar y que para ella sería algo maravilloso que el agraciado fuera un comprador de siempre. La lotera también afirmó este martes que vendió varios números a muchos amigos y familiares, aunque ninguno de ellos resultó ganador.

En un momento dado, hubo ciertos rumores delante del estanco de Paloma Mohedas al creer uno de sus clientes que el número ganador el de las participaciones que había vendido la cacereña. Al final se solucionó el malentendido y quedó claro que no había sido premiado. Hubo más cacereños que se pasaron por la administración de lotería para ver el ambiente del lugar tras tocar el Gordo de Navidad.

Un año muy duro para Paloma tras la muerte de su hijo

Este 2020 ha sido francamente duro para Paloma Mohedas. El pasado mes de agosto fallecía su único hijo, de 19 años, por culpa de un accidente de tráfico en la provincia de Alicante. Además, la pandemia del coronavirus ha golpeado a la actividad de su estanco que, si bien estuvo abierto durante toda esta crisis sanitaria, padeció la eliminación de los sorteos a lo largo de tres meses. «No hemos tenido que cerrar, pero lo hemos notado, así que estoy muy contenta de que el premio se haya dado aquí».

Paloma Mohedas lleva regentando este estanco de Cáceres desde hace 20 años. A lo largo de estas dos décadas han tenido la suerte de entregar varios premios, el más grande uno de 1.300.000 euros en la Lotería Primitiva allá por el año 2011. A su vez, en 2018 un boleto de la Bonoloto fue premiado con más de 100.000 euros.

La misma mañana del sorteo de Navidad, los delegados provinciales de Loterías y Apuestas del Estado visitaron el estanco de Paloma para darle el diploma que reconoce al local. Seguro que entregar un premio tan significativo como el Gordo de Navidad hace que muchos jugadores habituales se pasen por allí más pronto que tarde para ver si Paloma les vuelve a dar suerte con otros sorteos venideros.