Hacen una fiesta de 3.000 personas en uno de los pueblos de España más castigados por el Covid-19

La provincia todavía no había pasado a la Fase 2 de la desescalada
Varias personas del botellón de Tomelloso el 30 de mayo del 2020
3.000 jóvenes se reúnen en un botellón de 3.000 personas en Tomelloso (Ciudad Real) | Miguel Ángel Reinoso (Twitter / @mianrey)

Desde que España inició su proceso de desescalada ya se han reportado varios casos de repuntes de casos de personas contagiadas con coronavirus en diferentes provincias de España, la mayoría de ellos después de asistir a fiestas en las que no se respetaron las nuevas normas de seguridad. 

El caso más flagrante de todos ha sido el de Tomelloso, en Ciudad Real, una ciudad donde el pasado sábado, 30 de mayo, dos días antes de que la provincia pasase a la Fase 2 de la desescalada, más de 3.000 jóvenes se reunieron para celebrarlo, pero saltándose todas las normas como el uso de mascarilla obligatorio y la distancia de seguridad. 

Cabe recordar que en la Fase 1 de la desescalada, donde todavía estaba Tomelloso en el momento del botellón, no se permiten reuniones de más de 15 personas, ni en los domicilios, ni en las terrazas de los bares. 

Pero el 10% de la población decidió reunirse en un botellón sin distancias de seguridad para «celebrar» el pase a la Fase 2 antes de hora, y de paso dejar kilos de basura en las calles.

Además, se da la circunstancia de que Tomelloso es una de las poblaciones de España más afectadas por el coronavirussi se tiene en cuenta la tasa de fallecimientos en relación con sus habitantes, ya que tiene una de las más altas de toda Europa. 

Según datos recogidos por 'El Español', en Tomelloso han muerto 319 personas durante la pandemia de coronavirus, y como mínimo 291 han sido causadas por el virus. Es decir, el 0,8% de la localidad ha muerto por esta enfermedad. La tasa de fallecidos por habitante de Castilla-La Mancha también es la más alta de España, así como la tasa de fallecidos por cada millón de habitantes. 

En el botellón, hubo grupos que sí que intentaron mantener las distancias de seguridad, pero otros hacían caso omiso a las normas y la presencia policial en la zona tampoco hizo que cambiaran las cosas. 

Las fiestas de la desescalada, nidos de rebrotes

La de Tomelloso no es la única fiesta que se ha celebrado en España estas semanas sin respetar las normas, aunque sí ha sido la más multitudinaria de la que se tiene constancia. Varias provincias de España han visto aumentar los registros de nuevos casos de coronavirus en los últimos días.

En Mallorca, por ejemplo, 11 miembros de la misma familia se han contagiado después de reunirse. Uno de ellos presentó síntomas, se hizo la prueba y dio positivo. Los trabajadores de Salud trazaron sus posibles contactos y se localizó a 14 personas con las que había estado en contado, practicándoles a todos una prueba PCR. 10 de esas 14 personas dieron positivo.

En Ceuta hay 4 bloques de viviendas aislados después de encontrar a 12 personas contagiadas con coronavirus, también después de asistir a una fiesta donde coincidieron con un joven que se había saltado la cuarentena para ver a un amigo. El joven había estado en contacto con un positivo.

Y casos parecidos en Totana (Murcia), en Leganés (Madrid), Badajoz, Tenerife y Lleida, con nuevos brotes después de reuniones donde no se respetaron las limitaciones. También en Gijón (Asturias) ha habido un rebrote en una residencia, y se investiga también una fiesta en Madrid organizada por el príncipe Joaquín de Bélgica, que llegó a España contagiado y organizó una fiesta a la que acudieron 27 personas que ya han sido aisladas.



Comentarios

envía el comentario