Álex Casademunt en una imagen de su cuenta de Instagram

Polémica por cómo salió a la luz la noticia del fallecimiento de Álex Casademunt

Fue un vecino de la patrulla vecinal, testigo del accidente, quien anunció la muerte al momento

La noche del martes al miércoles, entre el 2 y el 3 de febrero, las redes sociales se inundaron de publicaciones sobre la muerte de Álex Casademunt, cantante y exconcursante de 'Operación Triunfo' en su primera edición, que hizo historia y convirtió a sus participantes en leyendas de la televisión. 

La muerte de Álex se hizo viral incluso antes de que su familia lo hiciese oficial, y de hecho es muy probable que muchos familiares y amigos se enterasen de su muerte primero por las redes sociales, con el 'shock' emocional que eso puede causar ante una noticia de este tipo. 

Al parecer, según las primeras informaciones, Álex sufrió un accidente durante la noche en Mataró, Barcelona, en el que habría chocado con su vehículo contra un autobús. Los servicios de emergencias, que acudieron a la zona, no pudieron hacer nada por salvar su vida, pero antes de poder comunicar a su familia el suceso, la noticia ya corría por las redes.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La causa es que un vecino, miembro de la patrulla vecinal del barrio donde ocurrieron los hechos, fue testigo directo del accidente y lo publicó en redes. De hecho, según algunos usuarios de las redes, incluso se publicó un 'directo' en Facebook del mismo lugar del accidente. Además, supuestamente, uno de los sanitarios que atendieron al cantante tras el accidente habría confirmado su fallecimiento a ese vecino, lo que podría suponer una grave infracción por vulneración del secreto profesional. 

Cuando la noticia ya corría como la pólvora, empezó a ser confirmada por fuentes oficiales, como la agencia que representaba a Álex, Telegenia, pero el daño ya estaba hecho. Los medios de comunicación de todo el país ya se habían hecho eco de la noticia y las redes sociales ardían compartiendo los enlaces y los mensajes de condolencia.

Teniendo en cuenta la hora en la que ocurrió el accidente, es muy probable que amigos y allegados de Álex hayan conocido la noticia al despertarse y entrar en sus redes sociales, encender la televisión o leer su periódico de cabecera, antes incluso de que la familia tuviese la oportunidad de procesar su pérdida e informar a aquellas personas cercanas al cantante. 

Tras conocerse el contexto en el que se informó de la muerte de Álex Casademunt, muchos usuarios se han mostrado críticos con el proceso seguido y han pedido responsabilidades para las personas involucradas en esta brecha de confidencialidad, pero especialmente para el sanitario que confirmó la noticia al vecino, ya que el secreto profesional no es un concepto únicamente para los médicos, sino para todo el personal sanitario, también el asistencial. 

Posible vulneración del secreto profesional

El secreto profesional es un concepto legal que protege la información que recibe el personal de distintas profesiones para dar cobertura al cliente o la víctima, dependiendo de la situación.

Es un concepto habitual especialmente en temas sanitarios o jurídicos y está fuertemente protegido por la ley, hasta el punto en que los profesionales pueden negarse a ceder información incluso en un proceso judicial. Solamente un juez puede ordenar el levantamiento del secreto profesional, siempre que se den las garantías legales establecidas para hacerlo.

En el ámbito médico, el secreto profesional es uno de los factores más útiles para proteger la identidad y la información que los pacientes proporcionan a sus médicos, ya que sin él, el miedo a ser expuestos en según qué condiciones y circunstancias podría evitar que los pacientes buscasen ayuda profesional, poniendo en peligro su propia vida. 

En el caso de Álex Casademunt, el secreto profesional pudo verse vulnerado porque un sanitario que atendió al cantante en el lugar de los hechos confirmó que había fallecido a un vecino.

En estos casos, los servicios de emergencias protegen la identidad de las víctimas para evitar filtraciones y que los familiares y amigos se enteren de su fallecimiento por otras vías, algo que en este caso no ocurrió. Lo más probable es que el sanitario confirmase la noticia de forma informal, sin intención de causar daños, pero si se determina que sí ha ocurrido esta vulneración, el profesional podría sufrir consecuencias en su puesto de trabajo.