Álex Casademunt, concursante de OT, en una foto de archivo

El accidente que ha acabado con la vida de Álex de OT

El coche en el que viajaba impactó contra un autobús por causas que aún se desconocen y que la policía investiga

España se ha levantado hoy con una triste noticia: ha muerto Álex Casademunt, participante de la primera edición de OT. Así lo ha anunciado su agencia de representación, Telegenia, y las reacciones no se han hecho esperar. Sus compañeros en su carrera musical y televisiva no dan crédito a la pérdida del artista, que sólo tenía 39 años.

Álex perdió la vida en un accidente que ocurrió sobre las 10 de la noche en la zona del centro comercial Mataró Park, en la comarca barcelonesa del Maresme. Álex nació en Vilassar de Mar pero vivía actualmente en Mataró, una localidad de la costa catalana.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Por causas que aún se están investigando, el vehículo en el que viajaba Álex Casademunt impactó contra un autobús. Hasta el lugar del accidente se desplazaron los servicios de emergencia, pero los sanitarios no pudieron hacer nada por su vida. Álex de OT falleció por las graves heridas que le produjo el impacto. Mossos d’Esquadra, la policía autonómica catalana, ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias del suceso. 

Álex fue uno de los personajes más queridos por su forma de ser, por su gran optimismo que contagiaba a los que estaba a su alrededor. Siempre con una sonrisa ante las cámaras, el «triunfito» era abierto, directo y algo rebelde, y no se mordió la lengua al denunciar aquello que no le parecía bien.

Durante su paso por el programa se mostró siempre alegre, pero al mismo tiempo rebelde ante las decisiones del jurado que no compartía. Al salir de la academia, y ya con una carrera musical y televisiva a sus espaldas, Álex criticó al programa OT porque, según explicó, no había pagado bien a los concursantes.

Muy querido por sus compañeros

Álex también tuvo un encontronazo con David Bustamante, con quien había sacado el éxito «Dos hombres y un destino». Pero en líneas generales, el cantante tenía muy buena relación con sus compañeros y era muy querido.

De hecho, tras su fallecimiento, han empezado a aparecer reacciones de sus compañeros que no daban crédito a la noticia de su muerte. Una de las primeras en reaccionar ha sido Chenoa, que ha escrito un emotivo mensaje para su compañero: «Ve tranquilo mi cangrejo, te quiero mucho… siempre estarás a nuestro lado, porque mi música es tu voz por siempre. Mi cariño y fuerza a familia, amigos y compañeros».

Álex había triunfado con el grupo Fórmula Abierta després de su paso por la academia. Integró este grupo junto a otros compañeros del concurso, y luego probó suerte en una carrera musical en solitario. También formó parte de programas de gran audiencia en TVE, TV3 y Telecinco, y últimamente se dedicaba a una empresa de calcetines, Sonsocks.

Una vida sentimental ajetreada

Álex Casademunt tuvo una exitosa carrera como cantante, y después como presentador de televisión, hasta convertirse en una de las caras más conocidas del panorama televisivo. En paralelo, tuvo una vida sentimental ajetreada. Se su relación con Laia nació su hija Bruna hace dos años, pero poco después de conocerse el embarazo se separó de su pareja. 

Álex también mantuvo una relación sentimental con Rocío Muñoz, toda una celebridad en Italia donde presenta el programa Bailando con las estrellas. El artista y la presentadora fueron pareja cuatro años y tenían intención de contraer matrimonio en 2011, pero justo antes de pasar por el altar rompieron. Álex siempre aseguró que la causa de la ruptura había sido una infidelidad de ella.

Aunque hacía un tiempo que había desaparecido de la escena pública, Álex seguía siendo muy recordado por los espectadores, y muy querido por España. A la espera de conocer más detalles sobre el accidente que ha causado su muerte, su repentina desaparición deja huérfanos a sus compañeros y a la gente que trabajó con él, como el productor Josep Maria Mainat, que también ha mostrado su desolación: «No puede ser, qué pena más grande».