ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Rocío Carrasco y Fidel Albiac en la calle

Fidel Albiac, primera víctima del documental de Rocío Carrasco

El marido de la protagonista se ha convertido en el objetivo de la familia de su esposa y del ex de ella

El episodio de ayer de la serie documental de Rocío Carrasco, la mujer de Fidel Albiac, ha vuelto a conseguir dejar a la audiencia absolutamente perpleja. Primero lo hizo llamando en directo y contando que la semana que viene se iba a sentar en el plató. Y segundo lo alcanzó desvelando en aquel un sinfín de situaciones desconocidas.

Así, descubrió la ayuda que había recibido de Xavier Sardá o los comentarios homófobos de su ex (Antonio David) sobre el que hijo que tienen en común.

No obstante, el programa de anoche sirvió para darnos cuenta de algo. En concreto de que el esposo de Rocío es una gran víctima. Y es que ha sido atacado y señalado por todo y por todos simplemente por estar al lado de ella.

Fidel Albiac, en el punto de mira

Desde que Rocío Carrasco y Fidel Albiac iniciaron una relación sentimental, él se convirtió en el objetivo de muchas personas. Así, como hemos podido ver en el documental, Antonio David, por ejemplo, junto a su abogado (Rodríguez Menéndez) lanzaron graves acusaciones contra aquel.

De la misma manera, cuando la pareja sufrió un accidente de tráfico, la familia de ella le echó del piso en el que iban a vivir juntos. Eso sin pasar por alto que desde entonces ha sido atacado por el entorno de Rocío en entrevistas y platós de televisión.

Por eso, Fidel es una víctima. Víctima que jamás ha concedido una exclusiva para desenmascarar a quienes arremeten contra él.

Amador Mohedano contra Fidel Albiac

Durante el episodio 7 de ayer de la serie, Rocío Carrasco pudo ver unas imágenes de una entrevista que su tío Amador Mohedano concedió. Se trata de una entrevista que dio a 'Sábado Deluxe' el pasado mes de julio y en la que Antonio David le hizo varias preguntas.

En el plató el hermano de Rocío Jurado habló de la estancia de esta en Houston. Y dijo que con quien ella estaba más a gusto era con Rosa Benito y con Gloria Mohedano. Es más, añadió que suspiraba de alivio cuando su hija y Fidel se iban del hospital.

Unas palabras que no gustaron nada a Carrasco. No obstante, Amador fue a más. Así, en relación a Fidel expuso que «él el interés que tenía máximo era saber que iba a pasar una vez que ella muriera».

En ese punto, Antonio David expuso que Albiac estaba centrado en conocer el patrimonio de la cantante. Y luego le preguntó a Mohedano si nunca le había plantado cara al marido de su sobrina. Una cuestión ante la que él respondió diciendo «No, David. Yo creo que la vida le está dando...porque arriba no te permiten ni una».

Las medidas de Rocío Carrasco frente a su tío

Después de ver las imágenes de esa entrevista, la protagonista de la serie fue muy clara: «Esta es una entrevista guionizada desde un principio».

Asimismo sobre Amador dijo: «Del otro, que, por desgracia, es familia mía, te diré que yo, de momento, no me voy a pronunciar públicamente sobre él. Primero quiero hacerlo por la vida judicial y luego ya lo haré públicamente».

Rocío habla del sufrimiento de Fidel

En el episodio, además, Rocío Carrasco reveló que su marido jugó un papel esencial para que su madre pudiera volver a España desde Houston. Pero no solo eso, quiso exponer todo lo que ha tenido que sufrir y aguantar Fidel Albiac por estar con ella.

En concreto, manifestó que «no interesaba que estuviera a mi lado y tenían que desprestigiarlo y humillarlo. Me parece una auténtica vergüenza, me da asco. Me da asco que la gente tenga esa facilidad para vomitar cosas que son humillantes y que lo que quieren es dejar en mal lugar a alguien que no les ha hecho nunca nada».

A eso añadió: «Fidel está en todo su derecho de querer ser el gran desconocido para la mayoría de la gente y ser el gran conocido para los que tienen la suerte de conocerle. Para nada es un interesado, a la vista está. Lo dio todo y se metió en una historia de la que ha salido y sale hoy perjudicado sin pedir nada a cambio. Y entró en la relación con el corazón en las manos y me lo dio entero. Si hubiese sido un oportunista o un caradura la historia hubiese sido otra».