ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Olivia y Anna, hermanas de 6 y 1 años desaparecidas en Tenerife

Luz verde a una pista clave para encontrar a Anna y Olivia

La justicia ha autorizado el duplicado de la tarjeta del móvil de Tomás Gimeno

Han pasado más de siete días desde que Beatriz Zimmerman habló por última vez con sus dos hijas, Anna y Olivia. Tomás Gimeno se las llevó el pasado martes, 27 de abril, y no se ha sabido nada de ellas desde aquel momento

La Guardia Civil lleva trabajando desde sin parar desde entonces, pero las escasas pistas que hay sobre el paradero del hombre y de las niñas hacen que la investigación esté siendo muy complicada.

Por este motivo, la justicia ha dado luz verde a una pista que podría ser clave para dar con el lugar en el que están escondidos.

Las dos hipótesis principales

Hasta hace unos días se estaba barajando la posibilidad de que Tomás hubiera terminado con las vidas de Anna y de Olivia. Sin embargo, la falta de indicios sobre ello ha hecho recular a los investigadores y ha hecho crecer la esperanza de que ambas sigan con vida

La Guardia Civil está barajando dos hipótesis en este sentido. La primera es que el padre de las pequeñas dejó atrás su primera embarcación en mitad del mar para coger un barco más grande y cruzar el Atlántico. La segunda señala que el hombre tendría a las niñas escondidas en alguna parte de Tenerife. 

Estas son las dos líneas principales que las autoridades están estudiando en este momento, pero todavía no se ha descartado ninguna otra opción.

Pista clave para encontrar a Anna y a Olivia

Ahora la Guardia Civil está tratando de recrear los pasos de Tomás Gimeno las horas previas a su desaparición, una pista que podría ser clave para dar con su paradero y con el de las niñas.

Por este motivo, la justicia ha autorizado a que se haga un duplicado de la tarjeta del teléfono móvil del padre de Anna y de Olivia.

Así, los agentes que llevan a cabo la investigación podrán saber con exactitud gracias a los repetidores de señal cuáles fueron los pasos exactos de Tomás Gimeno antes de desaparecer, con quién habló la noche en la que se llevó a sus hijas y cuándo y dónde realizó esos contactos.  

De la misma forma, las autoridades tendrán acceso a la geolocalización del teléfono móvil y podrían obtener la ruta que hizo gracias a ella. «Muchos terminales de última generación permiten su geolocalización incluso estando apagados», ha explicado Francisco Casals en La Sexta

Así como también podrán acceder a todo el historial de sus búsquedas por internet y descubrir, por ejemplo, si realizó alguna compra de material que le haya servido para huir o si buscó algún destino al que dirigirse. 

La ruta marina

El padre de Anna y de Olivia realizó una transferencia de 55.000 euros unas horas antes de desaparecer. Una pista que podría haber sido clave para el caso, pero que tras analizarla se ha concluido que es compatible con movimientos empresariales y que, por lo tanto, no se puede considerar como sospechoso. 

Los agentes de la Guardia Civil también están intentando rastrear la ruta marina que hizo Tomás Gimeno, pero esto puede ser algo más complicado. Pese a que la mayoría de embarcaciones lleva un localizador que indica en tiempo real dónde está cada una, es suficiente con desinstalar el GPS del barco para escapar de ese sistema.

Son muy pocos los datos que se tienen sobre la desaparición de Anna y de Olivia, por lo que conocer todos los movimientos que hizo el padre de las pequeñas en las últimas horas antes de llevarse a sus hijas podría ser clave para dar con el paradero de las niñas.