Fotografía de Paloma Cuevas toncándose el pelo y con gafas de sol

Paloma Cuevas suma un nuevo problema tras su peor año: su padre Victoriano

La ex de Enrique Ponce está preocupada por su progenitor

Este último año, sin lugar a dudas, está siendo especialmente duro para Paloma Cuevas. Y es que ha tenido que afrontar su separación de Enrique Ponce, tras casi 24 años juntos. Eso sin pasar por alto que se ha visto obligada, además, a descubrir que él ha rehecho su vida fácilmente, desde un punto de vista sentimental. Sí, porque está saliendo con Ana Soria, una joven estudiante de Derecho de Almería.

Esa ruptura le ha causado un gran dolor a la cordobesa, que incluso la llevó a alejarse del país unos días.

Poco a poco parece que ha ido recuperándose. Sin embargo, ahora ha sufrido un nuevo revés. En concreto, lo que ha pasado es que su padre, Victoriano Valencia, ha tenido un serio problema de salud.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Victoriano Valencia, ingresado

Estos días es cuando se ha dado a conocer que el progenitor de Paloma ha tenido que permanecer dos semanas ingresado en el madrileño Hospital de La Zarzuela ¿El motivo? Descompensaciones en sus niveles de azúcar así como arritmias.

La revista '¡Hola!' es la que ha desvelado esa información así como el hecho de que ya está en casa. Al parecer, el extorero recibió el alta el pasado día 12 de febrero, pero, eso sí, se vio en la necesidad de tener que abandonar el centro hospitalario en silla de ruedas.

Como no podía ser de otra manera, ha contado en todo momento con el respaldo de su familia. Tanto es así que su esposa (Paloma Díaz Combarro) y otra persona han estado turnándose para estar con él en el hospital durante el día. Mientras, por la noche, ha sido Paloma Cuevas la que no ha dudado en quedarse a su lado.

Ahora ya está en casa, pero sigue recuperándose.

Sufrimiento para la ex de Enrique Ponce

El problema de salud que ha tenido Victoriano, que cuenta con 87 años, ha preocupado mucho a su hija mayor. Y es que para esta él es uno de los pilares fundamentales de su vida. Más aún ahora, que la está ayudando a afrontar su separación.

Precisamente buena muestra de ese amor que Paloma Cuevas le profesa a su padre son algunas de sus publicaciones en su cuenta de Instagram. En concreto, la última sobre él ha sido una fotografía donde aparecen juntos, sonrientes y cogidos de la mano. Imagen esa que la ha acompañado del siguiente comentario: «Si te quisiera más, explotaría».

No obstante, meses atrás también consiguió enternecer a todo el mundo con un vídeo donde aparecían bailando los dos. Un vídeo que fue grabado en la casa de ella en pleno confinamiento.

La vida continúa

Tras ese susto que ha dado Victoriano Valencia a toda la familia, ahora Paloma Cuevas parece que vuelve a respirar tranquila. Está pendiente de su padre y quiere que este se recupere cuanto antes. Y es que este año es muy especial para el clan. Sí, porque sus padres van a festejar sus cincuenta años de matrimonio.

De la misma manera, no hay que pasar por alto que la cordobesa afronta este 2021 con nuevos proyectos profesionales. Y a eso hay que añadir que sigue apoyándose en sus hijas, Paloma y Bianca, para salir de la situación que está pasando.

El cariño y el respaldo de esas menores así como de sus familiares y amigos le van a hacer mucha falta. Sí, porque en los próximos meses se espera que se haga efectivo definitivamente el divorcio de Enrique Ponce. Ella ya lo ha firmado, pero él no. No lo ha hecho por unas cuestiones económicas que, parece ser, se resolverán a lo largo del año.