Ana Soria paseando por la calle

Ana Soria, detenida por conducir sin carnet en presencia de Enrique Ponce

La joven se enfrenta a una pena de prisión y a una multa muy elevada

Ana Soria y Enrique Ponce han vuelto a convertirse en protagonistas de los medios, sin embargo en esta ocasión no ha sido por su desenfrenada historia de amor. 'Viva la vida' ha revelado que la semana pasada, la almeriense había sido detenida por un presunto delito contra la seguridad vial mientras conducía acompañada del torero.

Según ha relatado el programa, la joven, que no dispone aún de carné de conducir, estaba conduciendo un vehículo mientras el torero iba a de copiloto. Al parecer, la pareja fue interceptada por unos agentes en una rotonda. En un primer momento, ambos se pudieron muy nerviosos y fue entonces cuando decidieron cambiarse los asientos para intentar hacer ver que era Enrique Ponce quien conducía el vehículo en todo momento.

Sin embargo, los agentes sabían perfectamente que era Ana Soria la que había estado al volante hasta el control de tráfico, por lo que les dieron el alto y le pidieron la documentación. El torero, visiblemente nervioso e intentando proteger a su chica, les ha dado su permiso, algo que los agentes rechazaron al saber que era Ana Soria la que conducía el vehículo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tras comprobar que la joven nunca había tenido el carné de conducir, los agentes la detuvieron y la trasladaron hasta la comisaría donde después le dieron una cita judicial para someterse a un juicio rápido donde dictaminarían la sanción a cumplir por la almeriense.

Al parecer, y según el programa 'Viva la vida', la joven podría enfrentarse a una penas de entre tres y seis meses de cárcel, además de hacer frente a una multa de unos 12.000 euros o tener que realizar trabajos sociales durante al menos un mes.

Por el momento, ni Ana Soria ni Enrique Ponce han hecho declaraciones al respecto sobre todo lo sucedido. Es más, a pesar de que ambos han subido diversos 'stories' a su perfil de Instagram, ninguno de los dos han hecho mención a lo que se estaba diciendo en 'Viva la vida'. Quizás esta es su estrategia para que se deje de hablar pronto de este escandaloso asunto.

La mala suerte se hace con Ana Soria

Al parecer, y según sus más cercanos, este suceso sería fruto de la mala suerte. Y es que según el programa, Ponce estaba dándole unas clases de conducir a su novia, con tan mala suerte que en una de las rotondas había un control de tráfico. Lo cierto es que la imagen de la almeriense en los últimos meses ha estado de capa caída.

La joven estudiante de Derecho ha pasado de estar tentada para ser imagen de diversas marcas como Capote o Pronovias a prácticamente pasar desapercibida sin que su vida genere especial interés. Y es que la imagen de Ana Soria ya no despierta tanto interés como lo hacía apenas hace cuatro meses, cuando su relación con el torero era una historia de actualidad.

«Ella lo tiene muy claro y así lo está demostrando. Enrique le dejó claro que la apoyaría con la decisión que tomase, pero dijo que lo suyo no era eso, que ella desea estudiar y tener su independencia», aseguraba alguien de su círculo más cercano para la revista 'El Español', dejando entrever que si la prensa y las grandes firmas han declinado trabajar con la almeriense es porque ella así lo ha querido.

Mientras tanto, la joven continúa centrada en su carrera, al contrario de lo que apuntaban diversos medios de comunicación. En medio de la polémica sobre su detención, acaba de salir a la luz que la pareja de Enrique Ponce estaría dispuesta a realizar, este verano, sus prácticas jurídicas en el despacho de su padrino, el exjuez Baltasar Garzón.