Tamara Falcó seria

Tamara Falcó comparte su decepción con Íñigo Onieva y se plantea cancelar la boda

Tamara Falcó sorprende con sus declaraciones

Tamara Falcó está muy ilusionada con la posibilidad de casarse con su novio. Hace unos días, algunos medios ya daban por hecho dicho enlace. E incluso se atrevían a confirmar que las dos familias ya estarían al corriente de la boda.

Hasta la fecha, ninguno de los dos protagonistas ha querido pronunciarse sobre este asunto. Pero la hija de Isabel Preysler ha roto su silencio este jueves en El Hormiguero. Tuvo que soportar las preguntas de Pablo Motos sobre el tema, aunque en ningún momento se la vio cómoda hablando de ello.

De hecho, Tamara trató de arrojar balones fuera cuando la situación se complicaba. Se da por hecho que contraerán matrimonio el próximo verano. Pero hay otro asunto que parece muy revelador.

En uno de los episodios de La Marquesa, la serie que protagoniza en Netflix, se la ve en Nueva York mirando vestidos de novia. Esto provocó que saltaran todas las alarmas. Como es lógico, nadie acude a ver este tipo de prendas si no va a casarse.

Cuando se le preguntó por el enlace en el espacio de Antena 3 reaccionó un tanto tensa. Aprovechó, también, para mandarle un recado a su chico, que seguramente estaría muy atento a sus palabras.

"¿Te casas o no te casas?", preguntó Pablo Motos sin rodeos. Quería que le diera la exclusiva, pero no le iba a resultar tan sencillo conseguirla. La colaboradora trató de salir de la situación lo mejor que pudo.

Tamara Falcó
Tamara Falcó duda con su boda. | GTRES

"¿Qué tal tu verano?", le espetó al presentador. Finalmente accedió a pronunciarse sobre el tema. Aclaró que de momento tendrá que esperar para pasar por altar: "A ver, no me lo han pedido aún; yo no se lo he pedido, y eso no va a suceder", dijo.

Tamara Falcó apuesta por lo tradicional. "Me hace ilusión que me lo pida, yo soy clásica", señaló. Se trataba de un mensaje muy claro que tenía como destinatario a su chico.

En ningún momento se la vio a gusto abordando su situación sentimental. El asunto se empezó a complicar cuando entraron en escena sus compañeros de tertulia, sobre todo Juan del Val. "Si yo me compro unas aletas es que quiero nadar, y si voy a ver vestidos de novia es que me quiero casar", soltó.

Ella trató de defenderse dando una explicación que no pareció convencer a los presentes. "No, es que me interesaba verlos, porque son bonitos y grandes", afirmó.

En la conversación también intervino Nuria Roca, que trató de echarle una mano a la marquesa de Griñón. "Bueno, el mensaje está lanzado, y él lo debería recoger", apuntó.

Tamara Falcó, encantada con todas las opciones

Tamara Falcó confirmó que estaría encantada de casarse, pero en todo momento se mostró muy cauta. "Si viene fenomenal y si no, también". No quiere acelerar ningún proceso.

Lleva dos años al lado de su novio Íñigo, con el que se le puede ver muy a menudo en redes sociales y eventos. Los dos se muestran muy enamorados y no descartan dar el paso, pero de momento se lo están pensando.

Selfie de Tamara Falcó y su novio Íñigo
Íñigo Onieva aún no le ha pedido matrimonio a Tamara. | Instagram (@tamara_falco)

Ella desearía casarse y tener hijos, pero quiere tener el convencimiento de hacerlo con la persona adecuada. Entiende que el matrimonio es para toda la vida. Y en los últimos meses se ha especulado bastante con presuntos episodios de infidelidad por parte de él.

▶️ VÍDEO del día

Tamara Falcó tampoco quiere cometer el error de la viuda de su padre. Hace un par de semanas, Esther Doña comunicaba que pasaría por el altar, pero en cuestión de días su pareja la abandonó.