Gerard Piqué y Shakira

La oculta razón por la que Shakira nunca se casó con Gerard Piqué

Shakira llevaba más de 10 años al lado del futbolista

Shakira y Piqué permanecieron más de diez años juntos. Sin embargo, en ningún momento se les pasó por la cabeza darse el 'sí, quiero'. Había algo que se lo impedía.

La pareja confirmó el pasado sábado lo que era un secreto a voces, que decidían seguir con sus vidas por separado. Al futbolista se le llevaba viendo varias semanas en la noche barcelonesa "desatado" con otras chicas. Aquello era un claro indicio de que algo no funcionaba bien en la relación.

En principio, era Shakira la más reacia a casarse. Algo que respetaba su chico. Pero siempre hubo dudas sobre los motivos por los que no quería dar el paso.

Después de tanto tiempo juntos y con dos niños en común, a sus seguidores les hubiera gustado en su día verles en el altar. En cualquier caso, la vida que tenían era como la de cualquier otro matrimonio, solo que no disponían de los documentos que lo acreditaran.

La cantante colombiana se refería a Piqué como su "esposo", aunque en realidad no lo era. En más de una ocasión explicó que se encontraba "muy cómoda" con la relación y que estaba encantada con la idea de ser su "novia". Entendía que al no ser su mujer, él estaba más pendiente de la relación.

Imagen de Shakira lanzando un beso.
Shakira nunca tuvo intención de casarse con el futbolista. | EP

Durante una entrevista, el jugador catalán fue interrogado por este tema y sobre si ella había cambiado su punto de vista. "Te lo diría si hubiera sido así, no tendría problemas, pero no es el caso", explicó con normalidad. Entendía que "esa es su mentalidad" y tampoco le preocupaba en exceso.

La relación entre ellos ya estaba más que consolidada y habían creado una familia. Es algo en lo que insistió el internacional español. "Tenemos dos hijos, de 9 y 7 años", recordó.

Shakira fue la encargada de desvelar los motivos por los que no quería casarse. Fue durante una conversación en el podcast Planet Weird. Admitía que "la idea del matrimonio me espanta".

Relataba que "no quiero que me deje de ver como su chica. Es como aquella fruta prohibida, prefiero mantenerlo atento y que piense que todo es posible dependiendo de su comportamiento", señalaba.

Aunque vivían juntos y tenían formada una familia, le gustaba mucho que la viera como su novia. En vista de la actitud de la cantante, a Piqué tampoco se le pasó por la cabeza pedirle matrimonio. Estaba muy cómodo en aquella situación.

Ninguno de los dos parecía muy dispuesto a casarse. Pensaban que ese trámite tampoco les iba a mejorar demasiado la vida. Así que optaron por seguir como estaban.

Shakira no tenía la necesidad de casarse

A Shakira no le emocionaba la posibilidad de pasar por el altar. Y lo mismo le ocurría a su chico, como quedó demostrado. El deportista no hizo nada para que cambiara de opinión.

"A mí me gusta tal y como estamos ahora, la manera en la que funcionamos como pareja. Y no, nosotros no sentimos esa necesidad de estar casados", añadía él en una entrevista.

Gerard Piqué y Shakira
Piqué y Shakira cuando eran una pareja feliz. | Europa Press

Ahora pueden dar las gracias por no haber contraído matrimonio. Lo tendrán mucho más sencillo para separarse y para repartir sus propiedades. Ninguno de los dos deberá de compensar al otro ni habrá que facilitar una pensión.

Eso sí, Shakira se enfrentará a un gran problema. Y es que, según algunos medios, su intención sería marcharse fuera de España para iniciar una nueva vida con sus hijos. Sin embargo, Piqué se muestra contrario a esto, ya que se alejaría de los pequeños.

▶️ Ponen nombre a la supuesta amante de Gerard Piqué: la madre de un compañero del Barça