Imagen de Ortega Cano.

Ortega Cano recibe la peor noticia en medio de la crisis familiar: 'Un año más'

Ortega Cano sufre un nuevo varapalo

Ortega Cano vuelve a recibir una mala noticia en el peor momento posible. Todo apunta a que su matrimonio con Ana María Aldón lleva bastante tiempo roto. Ella se encarga de confirmarlo cada vez que pisa un plató de televisión.

Tampoco ha recibido con agrado las continuas críticas de Rocío Carrasco en su docuserie. Señaló que su relación con 'La más grande' no era tan idílica como parecía. De no haber adoptado a sus hijos, desveló que se hubieran separado.

Pero Ortega Cano tiene que enfrentarse ahora a un nuevo contratiempo que afecta a su hijo. Toda la familia esperaba con mucha ilusión que José Fernando saliera dentro de poco del centro psiquiátrico en el que permanece desde hace años. Sin embargo, hubo una circunstancia que lo impedirá y que alargará su estancia allí, señala la revista Semana.

Ortega Cano sonriendo y mirando para arriba
Ortega Cano tiene motivos para estar preocupado | GTRES

La noticia ha supuesto todo un mazazo para el diestro, pero también para el joven. Al parecer, el hermano de Gloria Camila se saltó una orden de alejamiento contra Michu, la madre de su hija. Por este motivo, fue condenado a un año de prisión.

De momento no lo ha cumplido y eso le obligará a seguir interno en el centro hasta el segundo trimestre del próximo año. Confiaban en que recuperara su libertad durante los próximos meses, pero, de momento, deberá esperar un tiempo antes de reencontrarse con los suyos.

La intención del torero era tenerlo cerca de él, y más en estos instantes en los que está atravesando por un momento personal muy delicado. Su matrimonio se tambalea y solo cuenta con el respaldo de su hija, que se ha convertido en su gran defensora.

Lo único que reconforta a Ortega Cano es el cambio de comportamiento que ha experimentado José Fernando. Esto le ha permitido disfrutar de varios permisos para reunirse con sus familiares en fechas especiales. Sobre todo en navidades o cumpleaños.

En algunas de estas salidas, también ha tenido la oportunidad de reencontrarse con Michu y su hija. La pequeña "es lo que más le importa" en estos momentos. Es habitual que en el centro reciba las visitas de su padre y de Gloria Camila, que nunca se han separado de él.

Es evidente que el chico va dejando atrás los malos momentos que le persiguieron en el pasado. En su día le afectó mucho la perdida de su madre. Tanto su ausencia como los malos hábitos condujeron a José Fernando hacia un pozo muy peligroso.

Ortega Cano y sus hijos
Gloria Camila y José Fernando, con Ortega Cano en una imagen de archivo | Gtres

Nada más cumplir la mayoría de edad recibió la herencia de Rocío Jurado y abandonó el domicilio familiar adoptando una vida poco saludable. En ese periodo, ingresó varias veces en centros de rehabilitación, además de pasar por la cárcel por un robo con violencia.

Ortega Cano se ha llevado muchos disgustos

Ortega Cano nunca ha arrojado la toalla con su hijo pese a que le ha dado muchos disgustos. Confía en que se rehabilite y que cuando salga a la calle esté preparado para empezar una nueva vida de cero. Hace unos meses, se publicó que, incluso, le había comprado una casa cerca de la suya para que estuviera protegido.

El joven tiene la ilusión de recuperar la libertad y volver a estar con Michu y su hija. Durante estos años, ha habido varias crisis entre la pareja y se desconoce en qué punto se encuentra la relación. Ella había anunciado que tenían intención de casarse, pero su versión se tambalea con bastante frecuencia.

De momento, José Fernando debe de seguir dando pasos para ganarse el alta de los profesionales. Solo le dejarán salir cuando tengan la certeza de que no volverá a cometer más errores.

Ortega Cano, mientras tanto, debe de solucionar sus problemas conyugales. Todo apunta a que cada vez está más próxima la separación de Ana María Aldón.