Imagen de Ortega Cano.

José Ortega Cano ya sabe que él va a ser el próximo

Ortega Cano se encuentra en el punto de mira de Telecinco

José Ortega Cano podría ser el próximo objetivo de La Fábrica de la Tele. La productora que trabaja para Telecinco busca una nueva víctima con la que cebarse y el diestro es el principal candidato. Así lo pronosticó Federico Jiménez Losantos en su programa de radio.

Señaló que "están a la búsqueda de otro maltratador, y no va a ser el exmarido de Mónica Oltra. Va a ser un torero". Apuntaba con el dedo a la "banda de Yolanda Díaz" como responsables ideológicos de la línea editorial de esta productora.

El comunicador hacía referencia a Ortega Cano, salpicado en estos momentos por una batalla familiar. Durante los últimos meses ha soportado como su mujer y su hija mantenían un enfrentamiento constante, con él en el medio. Pero, ahora ha vuelto a irrumpir con fuerza Rocío Carrasco con su serie documental.

Un espacio diseñado a medida para que la hija de la Jurado pueda saldar cuentas pendientes. Tanto con el diestro como con el resto de miembros de la familia Mohedano.

Ortega Cano sonriendo y mirando para arriba
Ortega Cano se encuentra en el punto de mira de La Fábrica de la Tele. | GTRES

En la primera temporada de esta producción acusaron de malos tratos a Antonio David Flores. El exguardia civil fue despedido de su trabajo y no ha vuelto a la televisión. Eso sí, llevó su caso a los tribunales y la justicia le acabó dando la razón.

Condenaron a Mediaset a indemnizarle con una cantidad de dinero muy elevada. De momento, el grupo de comunicación ha recurrido y están pendientes de que sean admitidas sus alegaciones. 

Ahora han puesto en su punto de mira al torero. A través de las palabras de Rociíto insinúan mucho, pero no demuestran nada.

"El pobre José Ortega Cano" es la presa a batir, apunta Jiménez Losantos. Incide en que "teniendo al exmarido de Mónica Oltra, qué necesidad de inventarse un maltratador que nunca ha sido juzgado o condenado". Sostiene que ante la delicada situación por la que atraviesa la productora de Sálvame se ven obligados a tomar medidas drásticas.

"Exige continuamente llevar un muerto a la hoguera. Y están a la búsqueda del próximo maltratador, tan falso como Antonio David. Pero ya lo tienen", subrayaba el comunicador de esRadio.

Auguraba que "le queda a lo mejor este fin de semana. Lo necesitan. Pero no va a ser el marido condenado de Oltra, buscarán un torero", recalcó.

José Ortega Cano, Ana María Aldón y Gloria Camila en el funeral de Jaime Ostos
El diestro, con su mujer y su hija. | GTRES

El viudo de la Jurado lleva un tiempo preocupado. Le molesta mucho que Rocío Carrasco le mencione permanentemente y que amenaza con sacar ciertos documentos escritos por su madre. Se desconoce el contenido de esos papeles, pero por su reacción pueden esconder algo que le dejarían en mal lugar.

Durante las próximas semanas se comprobará si realmente Rociíto dispone de material que le pueda comprometer. No se descarta que solo sean insinuaciones que busquen mantenerle en vilo.

José Ortega Cano pide que le dejen tranquilo

José Ortega Cano vivió un momento muy tenso el pasado lunes. Tuvo que intervenir en Ya son las ocho, en donde se mostró muy harto por la situación que vive. En ese caso, se refería a la relación tan deteriorada que había entre su mujer y Gloria Camila.

"Estoy cansado, agotado por ser buena persona, no se puede ser tan buena persona", empezó diciendo el torero. Reclamaba tanto a Ana María como a su hija que le dejaran al margen de sus polémicas. Lo único que desea es que le dejen tranquilo, sin verse obligado a aclarar a todas horas la situación del clan.

▶️ Revelan el sorprendente motivo del divorcio de Susanna Griso y su exmarido

Indicaba que "cada uno tiene su vida y las apoyo, pero hay cosas que hay respetar en la distancia. Yo no voy a ser siempre el intermediario de los programas. Me retiro, no hablaré más en una televisión", dijo.

Ortega Cano les pidió que "me dejen vivir tranquilo". El problema es que ahora tendrá que lidiar con otro contratiempo, como son las declaraciones de Rocío Carrasco contra él.