Miguel Bosé posa durante la presentación de su libro 'El hijo del Capitán Trueno', a 10 de noviembre de 2021, en Madrid (España).

Miguel Bosé, obligado a despedirse de lo que más quiere

Miguel Bosé ha tenido que enfrentarse a grandes problemas económicos

Miguel Bosé ha tomado una decisión importante tras sentirse asfixiado por una serie de problemas económicos que casi terminan en tragedia. Según ha salido publicado, el cantante pagó 1.8 millones de euros en 2019 y logró salir de “la lista de morosos de Hacienda”.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Sin embargo, su situación no mejoró y recientemente ha pensado que la única solución efectiva es hipotecar su mansión familiar.

Miguel Bosé vive fuera de España porque no se siente cómodo con la prensa española y prefiere desarrollar su trayectoria en el extranjero. Es propietario de una formidable vivienda situada en Somosaguas, una de las zonas más caras y exclusivas de Madrid.

El portal Vanitatis asegura que el cantante ha hipotecado este inmueble para saldar sus deudas con la Agencia Tributaria.

Miguel Bosé
Miguel Bosé despierta sentimeintos encontrados entre el público | Redes sociales

Miguel Bosé está acostumbrado a protagonizar escándalos, de hecho es una de las personalidades televisivas más polémicas del momento. Su opinión sobre la pandemia ocasionada por el coronavirus ha causado un gran revuelo y mucha gente le ha dado la espalda. Pero este no ha sido su único conflicto público, hace unos años salió a la luz una información realmente comprometida.

Miguel supuestamente llevó a cabo una serie de irregularidades financieras que fueron castigadas y que recibieron grandes críticas. Según cuentan, el hijo de Luis Miguel Dominguín se desgravó gastos personales en una de sus empresas, concretamente en Costaguana.

Fue condenado por introducir en esta sociedad ciertas facturas que derivaban de su vida personal, como por ejemplo la compra de jamones.

El cantante, siguiendo la información de Vanitatis, ha puesto por delante su mansión de Somosaguas para demostrar que quiere pagar. Pretende sanear su economía y está dispuesto a hacer cualquier cosa para liberarse de ciertas cargas que no le dejan descansar.

Sus enemigos le atacan constantemente con sus presuntas actividades irregulares y él ya no quiere saber más del asunto.

Miguel Bosé se deshace del último recuerdo de su ex

Miguel compartió su vida con el escultor valenciano Nacho Palau, tuvo cuatro hijos con él y estuvieron juntos mucho tiempo. Sin embargo, el cantante niega que Nacho fuera su compañero sentimental, a pesar de que vivían juntos y formaron una familia.

La relación ha acabado bastante mal y el hijo de Luis Miguel Dominguín no quiere saber nada de la vivienda que compartió con Palau.

Primer plano de Miguel Bosé con rostro neutral
Miguel Bosé está teniendo unos años complicados   | Europa Press

Bosé vive con dos de sus hijos fuera de España y Nacho Palau está intentando que los dos restantes sigan teniendo relación con él.

En el pasado fueron una familia: dos padres y cuatro hijos, pero el artista reniega de esta unidad. Muchos testigos corroboran que Nacho era novio de Miguel, de hecho la prensa les ha visto juntos en una infinidad de ocasiones.

Nacho es una persona bastante discreta que únicamente ha hablado con los medios para expresar su malestar. Asume que ya no es pareja de Bosé, pero quiere que sus cuatro hijos crezcan juntos y que no pierdan el contacto. El escultor tiene un trabajo normal y está haciendo grandes esfuerzos para sacar a su familia adelante, pues no recibe ninguna ayuda del intérprete.

Miguel Bosé y su sorprendente patrimonio

Miguel ha sido uno de los cantantes más famosos del país, su popularidad ha traspasado fronteras y es conocido en otros puntos del mundo. Sin embargo, su patrimonio económico no es tan desorbitado como la gente piensa. La joya de la corona es su mansión de Somosaguas, una vivienda que tiene 1.000 metros cuadrados y que ahora está hipotecada.

Bosé es bastante reservado y jamás ha dado explicaciones por este asunto, ni por este ni por ningún otro. Defiende que su único compromiso es cantar, crear arte y satisfacer a sus seguidores, aunque cada vez son menos los que persiguen sus pasos. Ha protagonizado grandes polémicas y su imagen pública no es buena.