La Princesa Leonor

Leonor, preocupada tras salir a la luz la verdad de la relación con su hermana Sofía

Leonor siempre se había llevado bien con ella

Leonor ha podido disfrutar de las vacaciones de verano en compañía de los suyos. Se la ha visto participar en distintos actos institucionales, pero también ha tenido tiempo para desconectar. Hace unos días se la pudo ver paseando por Palma en compañía de su hermana y su madre.

Caminaron por la calle como unas turistas más ante la sorpresa de los viandantes. La joven viene de un año muy complicado, en donde por primera vez salía de casa para instalarse en un internado en Gales. La experiencia ha sido muy enriquecedora, pero ha echado mucho de menos a su gente, sobre todo a Sofía.

Se puede decir que Leonor y la infanta no son ya unas niñas. Por su responsabilidad y por su posición social se han visto obligadas a madurar de manera prematura. En público siempre se han comportado de maravilla, sin generar ningún tipo de polémica.

Leonor tiene una relación muy especial con su hermana

Tienen muchas cosas en común, pero con el tiempo cada una va adquiriendo su propia personalidad a la hora de vestirse o de comportarse. Pero hay algo que se mantiene pese al transcurso de los años, y es el amor que se tienen la una a la otra.

Durante su estancia en tierras baleares protagonizaron una escena que no pasó desapercibida para la gente. En un momento de relajación, Sofía pensó que las cámaras no le estaban grabando. Con mucha naturalidad corrió a cogerle el brazo a su hermana, para así caminar juntas por las calles de Palma.

Una imagen muy bonita que demuestra una vez más el enorme cariño que se tienen las hijas de los reyes. Y en todo esto tiene gran parte de culpa su madre, que ha conseguido inculcarles una serie de valores.

Foto de la princesa Leonor y la infanta Sofía de espaldas cogidas del brazo
Leonor y la infanta caminando del brazo por las calles de Palma. | Instagram

Leonor es la que asume un papel más relevante. Pero, en la medida de lo posible, también tratan de que Sofía no se quede atrás. Aunque permanece en un segundo plano, ella entiende perfectamente su función.

La educación que les han dado sus padres se ha basado en el respeto y el cariño, sin que haya lugar a las rivalidades. Tienen claro que deben remar en la misma dirección y trabajar para que la institución siga funcionando con unas mínimas garantías de éxito.

Sabe que tendrá siempre su mayor apoyo en la infanta, que se convertirá en su sombra. Incluso cuando llegue a ocupar el trono.

Foto de la princesa Leonor junto a la infanta Sofía a su llegada al teatro museo Dalí de Figueres (Girona)
Sofía y Leonor posan juntas en Cataluña. | Europa Press

Las últimas imágenes de ellas agarradas del brazo suponen toda una lección de amor. Queda claro que las dos jóvenes están muy preparadas y tienen muchas cosas que enseñar al mundo.

Leonor, con la mente puesta en el nuevo curso

Leonor se encuentra de vacaciones con su familia, aunque ya cuenta los días que le restan para volver al internado de Gales. Allí cursará el último curso de Bachillerato, donde se ha encontrado muy cómoda con jóvenes de otras nacionalidades.

En el centro ha conseguido pasar desapercibida, algo que agradece mucho. No tiene tantas miradas puestas sobre ella. Es habitual que reciba de vez en cuando la visita de sus padres, pero el trato con ellos es permanente.

▶️ VÍDEO del día

Eso sí, echa mucho de menos no tener a su lado a Sofía. Le gustaría que estuviera más cerca para contarle sus secretos y confidencias. Sobre todo tras destaparse que tendría un amigo muy especial en el internado.

Leonor mantendría una relación muy estrecha con un chico un año mayor que ella al que ya conocerían los reyes. Sin embargo, el próximo mes de septiembre ya no coincidirá con él. Continuará con sus estudios en otro centro.