Kiko Rivera con gorra en un parque

'Kiko Rivera está muy cabreado tras saberlo'

El dj estaría molesto tras descubrir que su madre, Isabel Pantoja, no tiene la obligación judicial de devolver los bienes de Paquirri

La guerra entre Isabel Pantoja y los Rivera por la herencia de Paquirri ha dado un giro radical que no ha gustado nada a Kiko Rivera.

Tras destapar los misterios de la «habitación secreta» de Cantora y acusar a su madre de apropiarse de los objetos que Paquirri les había dejado a sus hijos mayores, el dj acaba de descubrir que Isabel Pantoja no tiene la obligación judicial de devolver dichos bienes.

Kiko Rivera, enfadado tras saber que su madre no devolverá los bienes de Paquirri

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tal y como revelaron en exclusiva en 'Viva la vida', la tonadillera nunca fue condenada a entregar los objetos personales de Paquirri.

Según esta información, Carmina Ordóñez nunca habría ganado la demanda que interpuso a Isabel Pantoja allá por el año 1990, una falsa creencia que se tenía por las continuas declaraciones de Francisco Rivera, que aseguró tener una sentencia judicial a su favor.

Tras enterarse de que dicha sentencia en contra de su madre no existe, Kiko Rivera se ha enfadado aún más con su progenitora porque «le asombra que le deje meter la pata», ha asegurado Antonio Rossi.

Kiko Rivera, sorprendido porque su madre le deje hacer el ridículo en televisión

El periodista de 'El Programa de Ana Rosa' ha trasladado la reacción del dj tras enterarse de la noticia, poniendo de manifiesto su enfado por la falta de comunicación que siempre ha tenido su madre con él.

«Le ha cabreado muchísimo, más en cuanto el desconocimiento absoluto que tiene y siempre ha tenido y que su madre siempre le ha mostrado de absolutamente todo. Le asombra que su madre deja que todos hagan el ridículo, incluido él», ha asegurado Antonio Rossi.

De esta forma, parece que esta información ha servido para que Kiko Rivera se distancia aún más de su madre.

«Está asombrado porque la percepción es que su madre deja que toda la gente hable, incluido él, que todos hagan el ridículo, incluido él, y que no se preocupa en cuanto a que su propio hijo haga o hable las cosas bien», ha señalado el periodista.

La batalla de la familia Ordóñez con Isabel Pantoja por la herencia de Paquirri

El abogado de la familia Ordóñez, Joaquín Moeckel, ha dado la cara tras la revelación realizada en 'Viva la vida', confirmando que es cierta y que la sentencia desestimó las pretensiones de los demandantes. 

Según revelaba la sentencia, Carmen Ordóñez González contaba con la expresa prohibición de administrar los bienes dejados en herencia a sus hijos, por lo que su demanda no prosperó. 

«Se concluye que la demanda no puede estimar las pretensiones ejercitadas que afectan a los bienes y derechos de Don Francisco y Don Cayetano», asegura la sentencia.

A pesar de esta situación, el abogado ha justificado el requerimiento notarial que recientemente le enviaron a Isabel Pantoja solicitando la entrega de los bienes de Paquirri.

La tonadillera se ha negado a aceptar la devolución de estos enseres alegando que la petición se basa en un documento privado del año 1987, pero que no recuerda haber firmado este documento.

Sin embargo, Joaquín Moeckel considera que se trata de «una excusa absolutamente parvularia porque el documento firmado existe», ha señalado el abogado.

Los hermanos Cayetano y Francisco Rivera Ordóñez llevan muchos años intentando recuperar los enseres personales de su padre, que entre otras cosas les dejó numerosos objetos relacionados con el mundo del toro y trajes de luces que, sin lugar a dudas, conforman un importante patrimonio.

Tras las revelaciones de Kiko Rivera en el especial de Telecinco sobre la herencia de su padre, los hijos de Carmen Ordóñez tenían la esperanza de recuperar al fin los bienes del torero, algo que no conseguirán ni con el apoyo de su hermano pequeño, Kiko Rivera.