Kiko Rivera e Isabel Pantoja por la calle con gafas de sol

Kiko Rivera habla tras el ataque de ansiedad de su madre: 'Es mejor'

Se endurece la situación en la familia Pantoja, que vuelve a verse las caras en los tribunales

Isabel Pantoja está atravesando por uno de los momentos más delicados de su vida. Ha visto como en cuestión de meses su hijo se ha alejado de ella. La relación podría darse casi por rota.

Este jueves, el culebrón del clan Pantoja ha vuelto a vivir un nuevo capítulo. La cantante acudió a los juzgados de Chiclana a declarar en calidad de testigo en una causa abierta entre su hijo y su hermano Agustín. Sin lugar a dudas, se vio entre la espada y la pared.

La relación entre los miembros de la familia ha empeorado en los últimos tiempos. Y los nervios se están apoderando de ellos. De hecho, Isabel Pantoja tuvo que abandonar los tribunales por un ataque de ansiedad.

Lo hizo rota de dolor y bajo un manto de lágrimas. La situación se ha vuelto insostenible, y lo peor de todo es que no le encuentran solución.

Mientras tanto, Kiko Rivera se mostraba muy tajante en un mensaje a la salida del juicio. Dejó claro que la distancia es cada mayor con su familia. "Es mejor no esperar nada de nadie", señaló.

Siempre, con un tono enigmático, dejaba claro hacia quién iban dirigidas sus palabras. "Quien te piense, que te escriba. Quien te extrañe, que te busque".

Continuaba con un: "Quien te quiera, que lo demuestre. Feliz día familia. Prontito llego con sorpresas".

Lo que no aclaró es si esas novedades que anuncia tienen que ver con su carrera profesional o van dirigidas hacia el ámbito personal. En vista de lo ocurrido en los últimos tiempos y con la herencia de Paquirri en el aire, no se descartan nuevas visitas al juzgado.

El hijo mayor de Pantoja escribía estas palabras en Instagram, acompañas por una imagen en actitud reflexiva. El dj tiene claro que no puede contar con su madre en estos momentos. Se puede decir que ha tirado la toalla.

Kiko Rivera ve enemigos en su familia

Kiko Rivera, muy activo en las redes sociales, compartía unas horas antes otro mensaje lapidario. "La familia no siempre es de sangre. La familia son las personas en tu vida que te quieren en la suya".

Ahora mismo, solo ve enemigos en la familia Pantoja. Reconoce que solo puede contar con "aquellos que te aceptan por quién eres. Aquellos que harían cualquier cosa por verte sonreír y aquellos que te aman sin importar nada", concluye.

Se tratan de 'recados' con un destinatario claro. Su madre, Isabel Pantoja.

Las últimas horas también están siendo duras para él. Fue todo un mazazo que su madre respaldase a Agustín en el juicio. Algo que, posiblemente preveía, pero que le sentó fatal, tal y como expresó en las redes sociales.

Precisamente en ellas ha encontrado el lugar adecuado para desahogarse, para decir todo lo que piensa. Y también para mostrarle su cariño a su esposa, Irene Rosales, y a sus hijos, a los que considera su verdadera familia.

Ellos son los que le han arropado en los malos momentos, y los que le ayudan a superar este duro trance.

Después de que la cantante declarase en el juzgado en la demanda que Kiko interpuso a Agustín, la prensa quiso conocer la opinión del dj. Prefirió mantenerse ajeno a todo y evito responder a las preguntas de los periodistas que le aguardaban en la calle.

Permaneció con la mirada impasible, sin dar explicaciones de lo que siente en estos momentos. De momento, prefiere utilizar otras vías para comunicarse y lanzar mensajes a su familia.

En los próximos días, se esperan novedades en el culebrón de los Pantoja. Una historia de traiciones y deslealtades que parece no tener fin.