Julián Muñoz en la salida de un juicio

La confesión en las últimas horas de Julián Muñoz puede acercar a Pantoja a la cárcel

El ex novio de la tonadillera ha decidido desvelar datos muy interesantes sobre Paquirri

Isabel Pantoja mantuvo una relación sentimental con Julián Muñoz, el ex alcalde de Marbella, durante varios años. Relación que acabó de manera nada amistosa tras la salida a la luz del caso Malaya, que acabó con los dos en la cárcel.

Ahora, la tonadillera se encuentra en el punto de mira, tras las revelaciones dadas por su hijo (Kiko Rivera) sobre sus tejemanejes económicos. No obstante, también ha desvelado que ella le mintió sobre los objetos personales de su padre (Paquirri). Le dijo que se los habían robado, pero, al parecer, están todos en la finca Cantora.

Y precisamente por todo eso, el citado ex edil ha decidido hablar. Lo ha hecho para esclarecer algunos de esos asuntos. Y las declaraciones que ha realizado podrían contribuir a que la artista fuera acusada de cometer un delito. De ser así incluso podría acabar en prisión.

Julián Muñoz ha reconocido haber visto los objetos de Paquirri

En el programa 'Huellas' de Telemadrid, presentado por Goyo González, es donde Julián Muñoz ha querido opinar sobre lo que está ocurriendo. En concreto, mediante llamada telefónica, ha revelado detalles muy esclarecedores sobre los enseres personales de Paquirri.

En concreto, ha respaldado la información que Kiko Rivera ha dado sobre que dichos objetos no han sido robados. Ha reconocido que permanecen en la finca Cantora y que él ha podido verlos. Es más, ha indicado que se encuentran en una habitación 'secreta' a la que muy pocas personas tienen acceso.

El ex novio de Isabel Pantoja ha dado todo tipo de detalles acerca de la finca, sus accesos y las estancias que tiene. Y luego ha manifestado que «no recuerdo cuando visité esa habitación. Creo que fue una vez que me pusieron una moción de censura y nos fuimos al campo, fue al principio».

Tras eso, ha dado detalles de que, además de los rifles de Paquirri, vio otros objetos del torero: «En la habitación no había cama, por supuesto. Lo que vi allí, creo recordar, envuelto en algo blanco, era el traje de luces que llevaba desafortunadamente el día de su muerte, una muleta, un par de banderillas, un estoque».

Asimismo, ha añadido que «estaban en un armario, según entras a la derecha. Fue lo que yo vi allí. Creo que allí se guardó lo que llevaba en ese momento que ocurrió la desgracia. Creo que no subí solo, la puerta estaba abierta y entré».

De la misma manera, Julián Muñoz ha dejado patente que fue la primera y última vez que visitó esa habitación: «Jamás volví a preguntar nada de Francisco Rivera. Nunca jamás volví a hablar de ningún tema de Francisco Rivera con ella».

Ha respaldado la versión de Kiko Rivera

En el especial 'Cantora, la herencia envenenada' fue donde Kiko Rivera reconoció haber visto por primera vez los enseres de su padre. Un dato que algunos periodistas de la prensa rosa han puesto en duda. Y es que no se creen que después de tantos años no accediera en algún momento a ellos.

Sin embargo, el ex novio de Isabel Pantoja ha respaldado la versión del joven. Lo ha hecho diciendo: «Cuando estuve con Isabel, él iba muy poco por Cantora. Estaba viviendo en Sevilla con su abuela (…) Cabe la posibilidad de que no lo viera porque no pasaba mucho tiempo».

¿La tonadillera es mala madre?

De la misma manera, Julián Muñoz ha aprovechado su intervención en 'Huellas' para dar su punto de vista sobre cómo es la tonadillera como progenitora. En este caso, ha sido también muy rotundo: «Mala madre para mí, en concreto, no es. Pero sí quizás demasiado artista».

En ese sentido, ha querido puntualizar diciendo: «Se ocupaba de que no le faltara de nada, pero ejercía más de diva que de madre».

Una interesante intervención la del ex alcalde de Marbella en la que también ha arremetido contra Agustín Pantoja. Así, ha dejado entrever que jamás le gustó.

Habrá que esperar para ver si su entrevista genera reacciones entre los protagonistas de la guerra entre los Rivera y los Pantoja.


 


Comentarios