Montage de Ana María Aldón y José Ortega Cano

La imagen que demuestra qué sucede realmente entre Ana María Aldón y Ortega Cano

Ortega Cano y su todavía mujer protagonizan una escena de lo más incómoda

Ortega Cano ha llegado al límite de su paciencia y ya no puede hacer frente a las múltiples polémicas que giran en torno a él. Mientras Rocío sigue hablando de él en la segunda parte del documental, la crisis matrimonial con Ana María está lejos de solucionarse. De hecho, hay quien asegura que esto es lo que verdaderamente preocupa al exdiestro.

Y no es para menos, pues la situación en casa no puede ser más incómoda y surrealista. Con el final del verano, se acabaron los viajes a Costa Ballena para intentar no coincidir en el mismo domicilio y ahora no les queda más remedio. El pequeño José María ha empezado el colegio y sus padres han optado por aparentar una buena relación, aunque es una tarea muy complicada.

Ortega Cano no puede ocultar la realidad

Ortega Cano jamás pensó que a sus 68 años su vida iba a estar muy lejos de ser apacible y tranquila. Al viudo de La Más Grande se le complican las cosas por momentos y comienza a sentir que pierde el control de la situación. Hace unos días vio como su hermana Conchi recibía en su casa a Jorge Javier después de todo lo que se ha dicho de Ortega en Sálvame.

Un encuentro que no fue bien recibido por la familia del exdiestro que no tardó en increpar a Conchi por lo que hizo. Nada más conocer lo que estaba sucediendo, el padre de Gloria Camila decidió abandonar su domicilio para no ser testigo de la traición. Se enfundó su ropa deportiva y decidió ir a jugar al pádel para airear la mente a golpe de raquetazos.

José Ortega Cano
Ortega Cano convive con Ana María, pero apenas se hablan | Europa Press

Pero la cosa empeoraría al aparecer Ana María en escena. El matrimonio convive bajo el mismo techo por el bien del hijo que tienen en común, pero la relación no puede ser más fría. Apenas se dirigen la palabra y muestra de ello es el momento que protagonizaron en la pista de pádel.

Ana María Aldón saliendo del coche con gafas de sol
Ana María evita tener que hablar con Ortega Cano | Telecinco

La diseñadora apareció en coche tras recoger a José María del colegio y lo llevó directamente con su padre. No se bajó del vehículo para saludar a Ortega limitándose a esperar a que el niño bajara para volver a arrancar y marcharse sin mirar atrás.

Sabía que su todavía marido lo estaba pasando mal por la intervención de Conchi en Sálvame, pero no se preocupó en preguntarle.

▶️ VÍDEO del día

Ortega Cano confiesa lo incómodo que está con Ana María en casa

Ortega Cano, en una de sus muchas llamadas al programa Ya es verano confesó la realidad del matrimonio. Aseguró que no había conversación con su esposa y manifestó su deseo de hablar y solucionarlo todo. "Entre ella y yo no hay diálogo", comentó hace unas semanas.

Ana María estaba presente en el plató y le dio la razón a su marido confirmando el ambiente que reina en el domicilio familiar. Un ambiente delicado y tenso que fue evidente cuando ambos acompañaron a su hijo al autobús escolar cuando comenzó el curso.

Ana María Aldón y José Ortega Cano juntos
La distancia entre Ortega Cano y su esposa es más que evidente | EuropaPress

En ningún momento Ortega y Ana María se miraron a la cara y el exdiestro se posicionó detrás de su mujer. Una estampa que dio mucho de qué hablar y que dejó claro que todavía no se había producido ese diálogo que el viudo de la chipionera pidió.

Ahora, con la aparición de Conchi en escena, la cosa se recrudece en el domicilio familiar. Una de las cosas de las que se quejó la diseñadora era de la implicación de la familia de su marido en su matrimonio. Y ver a su cuñada en Sálvame no ayudó a calmar los ánimos.