Imagen del portero Iker Casillas

Los hijos de Iker Casillas descubren que su padre se acaba de hacer más rico

Casillas obtiene importantes ganancias con una inversión

Iker Casillas siempre ha tenido fama de ser un buen inversor. De saber gastar bien su dinero y no despilfarrar. Y así ha quedado comprobado con una de las últimas operaciones que ha realizado.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El que fuera guardameta del Real Madrid decidió hace unos meses poner a la venta una de sus propiedades. Se trata de un piso que había comprado dos años antes en el paseo del Pintor Rosales de Madrid. Aprovechó que era una ganga para hacerse con él por 1,5 millones de euros.

En aquel momento se había especulado con la posibilidad de que Casillas lo hubiera adquirido con el propósito de mudarse a él. Era la época en la que su matrimonio con Sara Carbonero ya estaba en crisis. Todo apuntaba a que lo convertiría en su refugio de soltero.

Sin embargo, ese no era precisamente su propósito. Desde que abandonara la práctica del fútbol ha tratado de ser muy cuidadoso con sus ahorros. Aseguran que tiene mucho talento para invertir en el ladrillo.

Comprobó que este inmueble en el centro de la capital era todo un chollo y no se lo pensó dos veces. Era un sexto piso en un edificio de siete alturas y catorce vecinos. Un inmueble que ofrecía muchas posibilidades y que presentaba un precio bastante asequible para él.

Iker Casillas en una presentación
Iker Casillas tiene olfato para los negocios. | GTRES

Había varios factores que convertían a la vivienda en una inversión segura. Disponía de altura, con vistas a la Casa de Campo, y además tenía la exclusividad del vecindario. Nada podía salir mal y así fue.

Al poco de adquirirlo, el exjugador de la selección española decidió acometer una reforma integral del inmueble. Durante meses una empresa de construcción se ocupó de cambiar la distribución y las estancias.

▶️ Iker Casillas recibe el mensaje de cumpleaños más emotivo por parte de Sara Carbonero

Iker Casillas consiguió de esa forma convertir un piso muy clásico y sin apenas atractivo en una propiedad muy cotizada. Sabía que no le iban a faltar pretendientes cuando lo pusiera en el mercado. No hay que olvidar que constaba de 293 metros cuadrados, con varias habitaciones, baños, terrazas y dos patios.

Una vez que ya estaba arreglado y aprovechando el boom inmobiliario de finales de 2021 fue cuando lo puso a la venta. El precio era de 3 millones de euros, el doble de lo que había pagado por él. Una cifra solo al alcance de unos pocos bolsillos.

Pero como era de esperar, hubo unos cuantos interesados. Mucha gente mostró su intención por hacerse con él, pero no fue hasta el pasado 18 de enero cuando se concretó la operación ante notario.

El nuevo dueño es Carlos Martínez Domínguez, un empresario alicantino. Es experto en el ámbito de la previsión de riesgos laborales y se dedica sobre todo a la formación.

Iker Casillas obtuvo un beneficio de un millón de euros

Iker Casillas pudo conseguir una ganancia de un millón de euros con la venta de este piso en Madrid. A los 3 millones de la venta habría que restarle los gastos que implica cualquier transacción de este estilo, además de la reforma. Pero no se trataría de la única inversión hecha por el exguardameta.

Tal y como recoge El Español, también se hizo el pasado mes de agosto con unos terrenos urbanizables en Pozuelo de Alarcón. Se encontraban a apenas cinco minutos de la casa en la que reside en esta localidad madrileña. En esa zona también vive la que fuera su pareja Sara Carbonero con sus hijos.

Iker Casillas y Sara Carbonero en el 80º aniversario de 'Marca' el 13 de diciembre del 2018
Sara e Iker siguen llevándose muy bien. | Gtres

En los terrenos colindantes ya han edificado viviendas unifamiliares. Lo más probable es que lo haya adquirido con intención de levantar más casas en esa parcela de algo más de 2000 metros cuadrados.

Iker Casillas sabe moverse muy bien en el mundo del ladrillo. Casi tan bien como debajo de los palos cuando era un reconocido portero.