Paloma Cuevas junto a Enrique Ponce

'Enrique Ponce entra y sale cuando quiere de la casa de Paloma Cuevas'

El torero no ha firmado aún los papeles del divorcio con la 'socialité'

La relación entre Enrique Ponce y Ana Soria parece que va viento en popa. A pesar de ello, el diestro valenciano sigue entrando y saliendo de casa de su ex, Paloma Cuevas, cuando le viene en gana, algo que resulta un tanto peculiar teniendo en cuenta que están con los papeles del divorcio.

Parece ser que lo que quiere el torero valenciano es tener contentas a ambas. Y es que por mucho que haya papeles de divorcio por el medio, la ‘socialité’ siempre será la madre de sus hijas.

Una nueva vida

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Desde que Paloma Cuevas y Enrique Ponce decidiesen poner punto y final a su relación de más de dos décadas en julio de 2020, las informaciones relacionadas con esta separación han fluctuado de una forma sorprendente.

La pareja representaba la estabilidad matrimonial tras casi 25 años como marido y mujer más tres de noviazgo. De ahí que su ruptura sorprendiese tanto y acaparase todos los titulares.

Mientras Paloma Cuevas se ha volcado de lleno en sus padres y sus hijas, el diestro ha rehecho su vida junto a Ana Soria, la joven estudiante de derecho que le ha robado el corazón a este torero valenciano. Con ella Enrique Ponce está viviendo una segunda juventud. Tanto es así que hasta ha cambiado su forma de vestir y se ha integrado en la pandilla ‘millenial’ de su nueva pareja.

Aunque todo apunta a que su relación con Ana Soria va estupendamente, hay algo que todavía no se entiende. Y es que muchos se preguntan por qué Enrique Ponce no ha firmado todavía el divorcio con Paloma Cuevas, mientras que la ‘socialité’ ha sido la primera que lo ha hecho.

Son varios los motivos que se han dado a conocer desde que se descubrió que Enrique Ponce no había hecho efectivo su divorcio. La falta de tiempo por diferentes compromisos laborales era la que más destacaba hace unas semanas. No obstante, ahora todo apunta a que el principal motivo es que el diestro valenciano no quiere firmar hasta que no acabe el año fiscal.

¿Juega a dos bandas?

Sin embargo han surgido algunos rumores que ponen en tela de juicio la buena relación entre la joven estudiante de Derecho y el diestro valenciano. Algunos en su entorno piensan que el torero está con Ana Soria, pero que no descuida tampoco a la que va camino de ser su ex mujer. Y es que no hay que olvidar que sus hijas, Bianca y Paloma, siempre serán el nexo de unión de esta ex pareja que tantos momentos bonitos ha compartido a lo largo de su vida.

Hace tan solo unos días, el portal ‘Eurotoro’ iba un paso más allá y aseguraba que Enrique Ponce tendría interés en dejar de lado su amor adolescente con Ana Soria y recuperar su vida con Paloma Cuevas.

«Enrique puede haber comentado a su entorno algunas confidencias que podrían interpretarse como que después de la pasión, hay más cosas. Hay muchas lecturas y una de ellas sería echar de menos una estabilidad ambiental. El verano lo ha pasado toreando y compartiendo el ocio con los amigos veinteañeros de Ana que han vuelto a la universidad. Llega el invierno y el entorno es diferente. Paloma era el hogar, la tranquilidad, las niñas...», publicaba ‘Vanitatis’ haciéndose eco de las informaciones del portal taurino.

A pesar de los últimos rumores, el torero sigue con su nueva pareja compartiendo momentos emotivos en las redes sociales. Todo apunta a que es la forma que ha elegido el diestro para callar todas esas voces que quieren que su relación con la joven estudiante de Derecho vaya directa al fracaso.