Carlota Corredera está un poco triste, aunque sonríe

Carlota Corredera aparece totalmente cambiada y cuenta qué ha pasado realmente

Carlota Corredera prepara su regreso a Telecinco

Carlota Corredera regresará muy pronto a Telecinco después de haber sido despedida de Sálvame. La presentadora regresa con un nuevo proyecto profesional que no dejará indiferente a nadie. Se trata de un programa titulado ¿Quién es mi padre?, un formato tipo documental que investigará los hijos ilegítimos y no reconocidos de algunos famosos.

Pero eso no es lo único que estrenará la gallega. Tras meses alejada de la televisión, Carlota reaparece con un notable cambio físico. Uno más que se suma a la larga lista de cambios que ha sufrido durante su etapa en televisión.

Carlota Corredera presume de cuerpo

Carlota se alzó como defensora de los cuerpos 'curvy'. Si bien es cierto que, tras el embarazo, perdió muchos kilos, ahora parece que la de Vigo prefiere dejarse de dietas y prohibiciones. Durante estos meses de ausencia televisiva, Carlota ha recuperado su esencia.

Cuando pasó de estar detrás de las cámaras a estar delante y ejercer como presentadora, su estilo comenzó a cambiar. Una metamorfosis que sería más que evidente tras dar a luz a su hija y haber dejado de fumar. Eso y los cambios hormonales hicieron que Carlota ganara algo más de peso.

Con el paso del tiempo, decidió cambiar de hábitos y comenzar a preocuparse por una dieta sana y equilibrada. De esta manera logró perder los kilos que le sobraban llegando a escribir su propio libro sobre cómo llevar una vida saludable.

Carlota Corredera sonriendo con una planta detrás
Carlota Corredera regresa a Telecinco con un nuevo programa | Gtres

Sin embargo, pese a lucir una figura más estilosa, Carlota siempre defendió la diversidad de los cuerpos así como la gente 'curvy'.

Ahora, la presentadora ha vuelto a ganar algo de peso, pero ha aprendido a aceptarse. Durante este verano ha compartido numerosas instantáneas en bañador donde ha presumido de físico y, sobre todo, de libertad. Porque cada cuerpo es diferente y, en ello, radica la verdadera belleza de cada persona.

La periodista defiende que el físico no está reñido con la salud y sigue manteniendo una vida saludable. Aunque no lo enfoca en perder peso, pues se siente muy cómoda con su cambio y muy feliz sin hacer caso a las voces más críticas con ella.

Carlota Corredera y sus polémicas por su cambio de físico

Carlota Corredera ha sido señalada en más de una ocasión por algunos seguidores que la han calificado de "traidora". Aunque hacía apología sobre el respeto a todo tipo de cuerpos, el hecho de que perdiera 60 kilos para verse mejor no sentó nada bien.

Menos aún que escribiera un libro sobre cómo había sido su proceso cuando era evidente que había vuelto a ganar peso. Lo que muchos desconocían es que Carlota sufre un síndrome que le impide perder peso como el común de los mortales.

Carlota Corredera con lágrimas
Carlota Corredera fue muy criticada por sus cambios de físico | Telecinco

Se trata del síndrome de Hashimoto, una inflamación en el lado izquierdo de la glándula tiroidea por el que debe seguir un tratamiento. "Yo tengo un metabolismo y una genética que me impiden dejarme, ya no es una cuestión de talla", explicaba. "Cuidarse en mi caso personal es imprescindible", añadía.

Aunque confesó no tener ningún trauma porque le insultaran en el colegio por su físico, sí que admitió tener recuerdos dolorosos con la comida. "Siempre he estado a dieta, pero no porque me insultase nadie", confesó.

▶️ VÍDEO del día

Ahora una nueva etapa profesional se abre a su paso y Carlota la quiere disfrutar al máximo. Feliz consigo misma y orgullosa por sus logros, la gallega cuida su estilo para hacerlo más refinado, pero sin perder su verdadera esencia. Defendiendo siempre la diversidad y apostando por una vida saludable tanto física como mentalmente.