Montaje con las caras de Olga Moreno y Antonio David

Antonio David deja atrás a sus hijos y consigue cabrear a Olga Moreno

Antonio David Flores se lo pasa en grande alejado de su familia

Antonio David Flores está viviendo una segunda luna de miel con su nueva novia. Ahora que por fin, Marta Riesco ha conseguido lo que quería, la pareja no deja de prodigarse por doquier. Prueba de ello son las numerosas instantáneas que la reportera comparte en las redes sociales donde muestra su relación con el exguardia civil.

Mientras tanto, sus hijos, David y Lola, siguen en Málaga al cuidado de Olga Moreno. Así lo decidió el todavía matrimonio a pesar de que Antonio David hace su vida en Madrid alejado de ellos. No obstante, la actitud despreocupada del malagueño comienza a molestar a la diseñadora.

Antonio David Flores se va de fiesta

Antonio David Flores y Marta Riesco están viviendo su amor a todo tren. No hay día que la pareja no disfrute de algún viaje que les proporcione experiencias y momentos en pareja. Si hace unos días ambos desconectaron con una escapada a Mallora, ahora se lo han pasado en grande en una fiesta.

Concretamente la celebrada por el gabinete de abogados del exguardia civil. Iuris Tantum celebraba su aniversario contando con la presencia de uno de sus clientes más famosos y que más dinero está aportando al bufete.

Antonio David Flores y Marta Riesco
Antonio David Flores se va de fiesta con Marta | Europa Press

Sus numerosos frentes judiciales han hecho que el despacho de Iván González, su abogado, haya visto incrementado su trabajo legal. De ahí que Antonio David fuera uno de los imprescindibles en la celebración.

Sobre todo gracias a la victoria de la firma tras el despido, declarado nulo, del excolaborador. Una primera victoria legal que hizo que el malagueño se decidiese a ir contra todo aquel que le llamó maltratador. No así contra Rocío a quien, por el momento, no piensa demandar a pesar de que ella lo acusó abiertamente de haberla maltratado.

Foto de los protagonistas
Antonio David Flores fue el invitado estrella en el aniversario de su bufete de abogados | Cedida

Dejando a un lado los temas legales, lo cierto es que Antonio David se lo pasó en grande en una finca de El Vellón, un municipio de Madrid. Y lo hizo acompañado de la reportera de Ana Rosa siendo los auténticos invitados estrella del evento.

Ambos disfrutaron de una agradable velada donde se relacionaron con todos los trabajadores del despacho. No obstante, a cientos de kilómetros de la capital, Olga Moreno comenzaba a perder la paciencia.

▶️ Primeras imágenes de Kiko Matamoros en España tras ser expulsado de Supervivientes

Antonio David Flores y su despreocupada vida alejado de sus hijos

"Mientras ella se casa, sus hijos lloran", con estas palabras, hace años Antonio David Flores cuestionó el papel como madre de Rocío. Le asestaba un golpe bajo dejando entrever cómo la madre de sus hijos rehacía su vida alejada de sus pequeños.

Ahora, las tornas han cambiado y es el exguardia civil quien está viviendo una segunda adolescencia junto a Marta Riesco. Viajes, fiestas, momentos en pareja, todo ello mientras David Flores y su hija Lola esperan su vista en Málaga.

Cierto que el nieto de La Más Grande cuenta ya con 23 años, pero la hija que tuvo con la sevillana solo tiene nueve. Por eso no es de extrañar que Olga sienta que su todavía marido no está cumpliendo con sus obligaciones familiares.

Recordemos que esto ya provocó el malestar en la empresaria y que fue una de las condiciones que le impuso tras la separación. Antonio David pasaba largas temporadas en la capital resolviendo sus asuntos personales mientras se lo pasaba en grande con su nueva novia.

Montaje con las caras de Olga Moreno y Antonio David
Olga se harta de la vida despreocupada de Antonio David Flores | La Noticia Digital

Aunque Olga decidió hacerse cargo de ciertas cargas y responsabilidades, hace un tiempo que cambió de opinión. Dispuesta también a rehacer su vida, se plantó y tomó la determinación de dejar de asumirlas para fuera su ex quien lo hiciera.

De esta manera, el malagueño quedaba entre la espada y la pared, aunque ahora parece ha vuelto a desatender sus obligaciones.