ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Primer plano de Raquel Sánchez Silva con gafas y con fondo oscuro en el que se ve gente sentada

Raquel Sánchez Silva, muda: Su marido Mario Biondo no estaba solo el día que falleció

La familia del cámara italiano se niega a pensar que fue un suicidio o un accidente

Está a punto de cumplirse el octavo aniversario de la muerte de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva. Durante todos estos años, las incógnitas han rodeado el fallecimiento de la pareja de la presentadora de ‘Maestros de la costura’, quien, a pesar de haber rehecho su vida, sigue estando en el centro de todas las miradas.

Las últimas informaciones sobre la muerte de Mario Biondo apuntan a que no estaba solo la noche en la que perdió la vida. A pesar de que la explicación oficial con la que se cerraron las diligencias en España apuntaba a un suicidio, la investigación dirigida por la abogada italiana Carmelita Morreale y entregada a la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo pone en tela de juicio esa tesis como nunca se había hecho hasta ahora.

En colaboración con Emme Team, firma que se encarga de ayudar a víctimas del mal uso de internet, se ha averiguado que, además del móvil de Mario Biondo, otros dos teléfonos móviles se conectaron a sus redes sociales. Uno de estos utilizó automáticamente la dirección IP de su casa, lo que significa que el que fuese pareja de Raquel Sánchez Silva no estuvo solo aquella trágica noche.

Se niegan a admitir que fue un suicidio o un accidente

La familia Biondo se puso en contacto con Emme Team a través de un periodista tras leer el caso de Tiziana Cantone, una joven que fue hallada sin vida con una pashmina alrededor del cuello, de la misma forma con la que el forense encontró a Mario Biondo aquel fatídico 30 de mayo de 2013.Además, otro nexo de unión es que alguien había borrado también los datos de sus dispositivos informáticos.

Según publica ‘La Vanguardia’, Emme Team se encargó de obtener la información e identificación de las personas que pudieron encontrarse junto a Mario Biondo en el momento de su fallecimiento, aplicando las ventajas que ofrecen los sistemas federales de EE.UU. 

Las empresas solicitadas enviaron la información a través de la aplicación de la ley federal DMCA, sistema automatizado que se ejecuta a través de las oficinas de un juez federal, y la respuesta fue lo que los Biondo sospechan desde hace casi ocho años: la noche que murió no estaba solo. 

Además del de la víctima, dos teléfonos móviles estaban conectados a sus páginas sociales y uno usaba la IP de su hogar. Esto es un dato fehaciente, pero ahora falta saber quién se conectó desde el domicilio de Mario Biondo aquella en aquella trágica velada.

«La investigación sigue su curso en orden a tratar de identificar quién o quiénes fueron. Aún no lo sabemos, pero sí que uno de los dos teléfonos móviles se enganchó automáticamente a la wifi de la casa, es decir, su red y contraseña estaban en la memoria del dispositivo», explica Carmelita Morreale, letrada de la familia Biondo.

Lo normal sería que esta persona fuese de la confianza de Mario Biondo o de su entonces esposa, Raquel Sánchez Silva, tuviese esa conexión directa.

¿Datos incoherentes?

Meses después del fallecimiento del cámara italiano se filtró un supuesto informe policial que aseguraba que Mario Biondo salió de su casa aquella madrugada para visitar un club de alterne, donde pagó unas copas con su tarjeta de crédito.

Además, según este documento sin sello, el italiano habría consumido drogas y consultado páginas pornográficas, por lo que su cadáver sería hallado al día siguiente rodeado de pañuelos de papel con restos biológicos.

Lo cierto es que en esta historia había lagunas y esta nueva investigación ha aportado datos que hacen que las diferentes versiones de la muerte de Mario Biondo tengan más de una incongruencia.

Su tarjeta bancaria fue usada durante tres veces aquella fatídica velada, coincidiendo con el mismo horario en el que su teléfono móvil no se movió de casa y siguió conectado a la IP del domicilio de Biondo.

El misterio informático se prolonga al día siguiente, con el cámara italiano ya muerto. Y es que, según el dosier elaborado por Emme Team, los dos teléfonos que se conectaron a sus redes sociales se reactivaron a las 9:00 y 9:01 de la mañana del 30 de mayo.

El primer dispositivo comenzó a moverse cambiando de posición con la asignación de una nueva IP a las 17:04, mientras que el segundo lo a las 17:25. A estos hay que sumar nuevos movimientos durante la hora siguiente.

Más tarde, a las 19:11, uno de ellos ya está frente al domicilio de Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva. A las 19:26, el otro dispositivo móvil vuelve a conectarse automáticamente y se registra actividad en las redes sociales del fallecido.

La última señal del primer teléfono móvil desconocido se registra a las 20:09 en la wifi del domicilio y el segundo, cuyo rastro se sitúa en ese lugar la noche anterior, recoge un último contacto en las páginas sociales de Mario Biondo a las 21:23 h.

Según ha publicado ‘La Vanguardia’, la identidad de los propietarios de esos dispositivos puede estar muy cerca, aunque todavía habrá que esperar para conocer los nombres exactos.