Raquel Sánchez Silva abatida

Raquel Sánchez Silva denuncia a la familia de su ex fallecido: 'Es responsable'

Mario Biondo falleció de manera extraña en 2013

La muerte de Mario Biondo, el que fue marido de Raquel Sánchez Silva, el 30 de mayo de 2013 estuvo envuelta en polémica. Hasta tres autopsias se le han realizado a lo largo de estos años y siempre se ha acabado llegando a la misma conclusión: Biondo se suicidó. Pese a todo, la familia del cámara italiano siempre ha insistido en que hay algo oculto tras su fallecimiento y sus padres y sus hermanos han llegado a apuntar directamente hacía la presentadora extremeña. 

Raquel Sánchez Silva se habría cansado ya de estas acusaciones y habría presentado una denuncia ante la Policía Nacional, según informa 'Vanitatis'. En el texto, que la web citada recoge, hablaría de una «auténtica campaña de acoso» de los Biondo hacía ella. 

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Sus abogados habrían llevado el caso ante la Unidad Central de Ciberdelincuencia en Madrid el pasado 5 de noviembre. Habrían facilitado varios documentos que demuestran esta campaña de acoso «a través de redes sociales y con la ayuda del Grupo Mediaset», refiriéndose en este caso a la parte italiana, y concretamente a su canal Italia 1. 

Acusaciones de hasta cuatro delitos 

La denuncia esta presentado contra los hermanos y los padres de Biondo además del grupo de comunicación Mediaset y los administradores de sus perfiles en redes sociales. Les acusa de un delito de odio, otro de amenazas además de uno de injurias y otro de calumnias. 

Lo que recoge el escrito de los letrados como campaña de acoso son las constantes insinuaciones sobre la relación de Raquel Sánchez Silva con el fallecimiento de su marido. «La acusan de ocultar información relevante sobre este hecho, cuando no de ser la responsable directa», se recoge en la denuncia. Entre la documentación aportada por sus abogados, se encuentran numerosas publicaciones en Facebook e Instagram realizadas entre 2010 y 2014. 

El motivo para presentar la denuncia en este momento

Podría parece extraño que si estas acusaciones vienen de mucho tiempo atrás que Raquel haya decidido presentar justo ahora esta denuncia. Pero es la muerte de Mario Biondo ha vuelto a ser actualidad, al menos en Italia, tras la emisión del programa 'Le Iene' (Las Hienas) de Italia 1 titulado 'Mario Biondo: un suicidio inexplicable'.

La denuncia habla de «relato sensacionalista, lleno de mentiras y tergiversaciones». En sus dos horas de duración, añaden en el escrito, se dedican básicamente a fomentar dos ideas principales: que Mario Biondo no se suicidó sino que fue asesinado y que Raquel Sánchez Silva es la responsable. 

Después de la emisión del programa el perfil de Instagram de la presentadora se habría llenado de mensajes amenazantes que también son aportados por sus abogados en la denuncia. Algunos ejemplos son: «pagarás por lo que hiciste a tu marido Mario Biondo», «no vengas a Italia. Un consejo» o «pedazo de zorra, avergüénzate asquerosa». 

La cosa no queda aquí, ya que también se han producido mensajes en lo que se hace referencia a los hijos de la presentadora. También han recibido comentarios su actual pareja, su entrenadora personal o ha habido ataques en los perfiles de programas en los que ha participado o presenta como 'Masterchef' o 'Maestros de la costura'. 

La versión de la familia

La campaña habría estado instigada en gran parte desde un grupo de Facebook: 'Verdad y Justicia para Mario Biondo' y que cuenta con la promoción de los familiares de Biondo. Incluso en su Wikipedia se ha llegado a escribir que «se la considera responsable del asesinato de su marido en toda Italia». 

Sobre este asunto, 'Vanitatis' ha podido contactar con la madre de Biondo, Santina. Ella ha insistido en el hecho que por muchas denuncias que presente ellos solo buscan justicia para demostrar la verdad sobre el caso, «¡que fue asesinado!». Asegura que en el programa se dijo una verdad «que duele» a Raquel y se plantea porque no denuncia a «todos los españoles que en las redes sociales la llaman asesina».