Raquel Sánchez Silva paseando muy seria

El juez da un nuevo giro en el caso de Mario Biondo, el exmarido fallecido de Raquel Sánchez Silva

La Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo acaba de tomar la decisión de mantener abierta la investigación por homicidio en Italia

La investigación del caso Mario Biondo sigue abierta siete años después del trágico e inesperado fallecimiento del técnico de cámara italiano.

Aunque el caso en nuestro país ya ha sido cerrado, la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo acaba de tomar la decisión de mantener la investigación por homicidio en Italia, dando el caso un giro radical por orden de un juez.

El caso Mario Biondo se mantiene abierto en Italia por orden de un juez

El que fuera marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, a quién conoció en 'Supervivientes 2011', apareció muerto en extrañas circunstancias en el piso que el matrimonio compartía en el centro de Madrid.

El caso conmocionó a toda España e Italia, donde también se ha llevado a cabo una investigación policial paralela tras el empeño de la familia del joven por demostrar el asesinato de su hijo.

Desde el inicio del caso, Los Biondo han rechazado la teoría del suicidio que siempre ha sostenido la policía española.

A pesar de su empeño, hasta el momento,  las tres autopsias y las dos exhumaciones del cadáver no habían servido para apoyar la teoría de la familia.

Sin embargo, un nuevo halo de esperanza vuelve a posarse sobre la familia de Mario Biondo. Tras años llevando el caso a los tribunales, por fin un juez ha decidido mantener abierto el caso por homicidio en Italia tras estudiar la documentación aportada el pasado 2 de octubre.

Por si fuera poco, esta noticia sucede una semana después de que la viuda del técnico de cámara, Raquel Sánchez Silva, haya interpuesto una demanda por acoso contra la familia del joven.

El juez del caso Mario Biondo abre la vía a una invalidación de la tercera autopsia

Tras la apelación realizada por la familia, los fiscales generales tenían la intención de que el juez archivase el caso ante la falta de colaboración de las autoridades españolas, la ausencia de pistas y la existencia de tres autopsias que confirmaban la teoría del suicidio.

Sin embargo, el caso ha dado un giro inesperado tras las aportaciones periciales realizadas a petición de los Biondo: la del criminólogo español Óscar Tarruella, ex-marido de Mónica Naranjo, y la de un equipo pericial italiano liderado por el exgeneral de los Carabinieri Luciano Garofano

El juez Roberto Riggio ha decidido mantener el caso abierto con una nueva prórroga de seis meses y ha señalado la existencia de importantes «anomalías» en las muestras utilizadas para la tercera autopsia, lo que abre la vía a una invalidación.

De esta forma, el juez italiano ha cuestionado la autopsia realizada en Madrid por el forense José Abenza Rojo, denunciado en nuestro país por la familia del fallecido.

«Resulta carente de fiabilidad a la luz de las posteriores diligencias de investigación el informe de la autopsia del médico español: contiene numerosas y evidentes omisiones (entre ellas, indicación de la lesión temporal izquierda, restos de comida en el interior del estómago) y una falsedad cierta y objetiva como la referente a la apertura de la teca craneal» ha recogido el juez según informa 'La Vanguardia'.

Los misterios en torno al ordenador de Mario Biondo

El juez también ha incidido en los misterios que giran alrededor del ordenador de Mario Biondo.

El ordenador del fallecido registró accesos a internet cuando él yacía muerto en el piso. Según el informe presentado por el profesor Maurizio Cusimano, la mañana del 30 de mayo de 2013, el Macbook registró tres conexiones a internet en modo no automático.

Esto quiere decir que el acceso lo realizó alguien que se hallaba en el piso después de la muerte de Mario, sucedida esa misma madrugada.

Además, quince días después de la muerte de Biondo, fue instalado un control remoto en el ordenador al que se accedía desde una red en Plasencia (Cáceres), ciudad natal de la presentadora Raquel Sánchez Silva.


Comentarios