Imagen de archivo de una reunión de personas brindando

Tras el nuevo toque de queda, adiós a ver a amigos y familiares que no vivan contigo

La Comunidad Valenciana da un paso más allá y pide prohibir las reuniones con gente no conviviente

La Comunidad Valenciana todavía quiere estrechar más el cerco sobre los contagios de Covid-19 que se están dando en la región. El pasado martes, la Generalitat Valenciana batió récords desde que dio comienzo la pandemia y su incidencia acumulada se acerca peligrosamente a los mil contagios por 100.000 habitantes.

Los hospitales comienzan a sentir los estragos de esta tercera ola mucho más agresiva y algunos centros ya han instalado hospitales de campaña ante la gran cantidad de pacientes covid que a diario están ingresando. La situación es delicada y preocupante y por ello desde el ejecutivo valenciano valorar endurecer todavía más las medidas de restricción.

Prohibidas las reuniones con amigos y familiares no convivientes

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La Generalitat Valenciana tiene previsto durante el día de hoy, el anuncio de nuevas medidas de restricción para frenar los contagios de coronavirus. Unas medidas que entrarían en vigor a partir de mañana jueves 21 de enero y donde quedarían prohibidas las reuniones con amigos o familiares no convivientes.

Esta restricción podría llegar a toda España pronto, ya que si el Gobierno se niega a un confinamiento, esta restricción sería la última que podrían tomar nuevas comunidades para frenar el virus.

Junto al cierre de la hostelería, el nuevo horario para los comercios y el toque de queda  a las 20.00 de la tarde, la prohibición de limitar el contacto entre personas que no pertenezcan al mismo núcleo de convivencia se sumaría a las restricciones para intentar doblegar la curva que amenaza a la Comunidad Valenciana. Fue en la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante el Covid-19 del pasado martes, donde se dejó caer la intención de Ximo Puig de aplicar esta nueva restricción.

«Limitar las reuniones a grupos de convivientes, con excepciones de crianza o cuidados, personas que viven solas y parejas no convivientes» explicó la vicepresidenta, Mónica Oltra. Además también quiso aclarar que esta nueva medida «se regulará por Decreto del President una vez se sepa si también se puede avanzar el confinamiento nocturno».

El problema reside en que la prohibición de las reuniones con familiares y amigos afecta directamente al derecho de reunión. Por ello un presidente autonómico no puede decretar una medida de tal magnitud sin que antes pase por el presidente del Gobierno. Corresponde a este hacer un decreto que permita que dicha medida pueda ser aplicada. De ahí que sea hoy cuando tenga lugar la reunión con el Ejecutivo y se sepa si se podrá implantar o no.

Nuevo toque de queda

Al igual que hizo Castilla y León, la Comunidad Valenciana también quiere solicitar al Gobierno la modificación del toque de queda. Será este mismo miércoles cuando la Generalitat pida en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que el toque de queda se pueda avanzar a las ocho de la tarde en lugar de a las diez de la noche. También solicitará que el Ejecutivo flexibilice el marco legal del actual estado de alarma para que cada comunidad autónoma pueda adoptar cuantas medidas considere oportunas para frenar los contagios.

Ha sido el propio presidente autonómico, Ximo Puig, el que exclamaba que la situación se presentaba muy complicada y que debían actuar con decisión y rapidez: «No podemos seguir así. Hemos de cortar de forma drástica los contactos sociales porque nos esperan unas semanas terribles» advirtió.

Así son las nuevas medidas de restricción en la Comunidad Valenciana

Mientras queda sobre la mesa el debate sobre el nuevo toque de queda y la prohibición de las reuniones con familiares y amigos no convivientes, Ximo Puig sí que pudo anunciar las nuevas medidas de restricción que afectan directamente a la hostelería y al comercio. En este sentido, la Generalitat Valenciana anunciaba el cierre de bares y restaurantes a excepción de los que presten comida a domicilio.

También se decreta el cierre de los comercios no esenciales a las 18.00 de la tarde y las instalaciones deportivas. Estas medidas entrarán en vigor el próximo jueves 21 de enero y falta esperar si a ellas se suma el nuevo toque de queda y la restricción de reuniones familiares.