Montaje con foto de la víctima

Paola, asesinada y descuartizada con 29 años en España: ‘el caso más difícil’

El inspector Arturo Prado ha sido condecorado por la investigación de este macabro suceso

Nancy Paola tenía 29 años, dos hijas pequeñas y el sueño de una vida mejor cuando pisó España en junio de 2018. Todas sus esperanzas murieron con ella el 20 de agosto de 2020. Antes de morir lanzó una advertencia a los suyos: “Si me pasa algo, ha sido Carlos”.

🔊  Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

En la fecha señalada, esta joven guatemalteca residente en Ciudad Real, al sur de Madrid, envió un último mensaje a Prudencia: “Mamá, ahora la llamo”. Era extraño, porque su madre no sabía leer y siempre se comunicaban por mensajes de voz o videollamadas. Ahí había algo extraño, y la familia denunció su desaparición.

Tras una compleja investigación, la policía llegó hasta el nombre que había revelado la propia víctima: su novio Carlos Andrés Bustamante, colombiano de 28 años. El cuerpo de Nancy Paola apareció en Santander, a siete horas de su casa. El inspector al mando del caso, Arturo Prado, rompe ahora su silencio. 

Medalla al mérito policial

El oficial de policía Arturo Prado ha concedido una entrevista a la emisora Onda Cero, donde ha repasado su trayectoria. Asegura que “el caso de Nancy Paola es uno de los más complicados a los que he tenido que hacer frente”. La resolución del caso fue más difícil porque había varias localizaciones distintas.

La víctima vivía en Ciudad Real, pero el cuerpo fue encontrado en Santander y el asesino fue detenido en Madrid. “Fue muy difícil sobre todo por lo emocional, ya que teníamos que estar en contacto permanente con la familia de la víctima desde Guatemala”. La policía resolvió, y el responsable ya está en la cárcel.

Arturo Prado ha sido condecorado con la Cruz Blanca al mérito policial por su labor en el caso de Nancy Paola. Su investigación logró esclarecer lo sucedido e incriminar al autor. El cuerpo de Nancy Paola ya descansa en su país, junto a los suyos, y su asesino está en prisión provisional a la espera de que arranque el juicio.

Su novio, una persona muy posesiva

Nancy Paola Reyes Martínez era originaria de Guatemala y viajó a España en 2018 en busca de un futuro mejor. Tenía dos hijas de 7 y 4 años y su sueño era trabajar duro para poder traerlas pronto. Se dedicaba a labores domésticas, y el 19 de agosto de 2020 habló por última vez con sus familiares.

Montaje con fotos de la víctima y del asesino
Carlos Andrés sigue en la cárcel por el asesinato de Nancy Paola | La Noticia Digital

Mantenía contacto asiduo con sus familiares residentes en Guatemala. En España tenía a un hermano, Denilson, a quien trasladó su intención de irse a vivir a Santander por temas de trabajo. Le dijo que se iría a vivir allí con su novio, y que ya habían encontrado piso.

Nancy Paola y Carlos Andrés se conocieron en marzo, se enamoraron y se fueron a vivir juntos. Pero en la relación había algo que no funcionaba. En una conexión telefónica, su padre escuchó como el chico le gritaba preguntando con quién estaba hablando. 

En su última conversación, Nancy le dijo a su madre que quería romper con su novio porque era muy celoso. En alguna ocasión también les había hecho una inquietante advertencia: si le pasaba algo, sería cosa de Carlos. Sus peores presagios se cumplieron cuando el 19 de agosto de 2020 dejó de dar señales de vida.

Ciudad Real, Santander, Madrid

La familia denunció la desaparición de Nancy Paola, que al parecer estaba embarazada de tres meses. Seis días después, Carlos se comunicó con el hermano de la joven a través de Facebook. Le dijo que no sabía nada de ella, que se fue a trabajar y ya no regresó.

Montaje con la víctima y la distancia entre Ciudad Real y Santander
Nancy Paola murió a kilómetros de distancia de casa | La Noticia Digital

El chico aseguraba estar ya en Santander y prometía volver a Ciudad Real para buscar a Nancy. Pero parecía extraño que no se hubiera preocupado hasta entonces, y todas las sospechas recayeron sobre él. La policía descubrió entonces que Carlos no estaba en Santander, sino en Madrid, y fue detenido el 28 de agosto.

La juez decretó prisión provisional para el colombiano mientras la policía llevaba a cabo la investigación. Y de repente, un macabro hallazgo dio un vuelco al caso. Una mujer denunció que llevaba días oliendo mal, como a fétido, en el lugar donde la policía descubrió el cuerpo descuartizado de una persona.

Localización del cuerpo en bolsas

Efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional encontraron los pedazos del cuerpo en bolsas de plástico, en un descampado. Las comprobaciones con el perfil genético de los hermanos de la víctima confirmaron que se trataba del cuerpo de Nancy Paola. En el apartamento de Carlos encontraron rastros de sangre.

Foto de dos personas con un móvil
Familiares de Nancy Paola piden justicia | Cedida

Carlos Andrés Bustamante habría matado y descuartizado a su novia el 20 de agosto en un piso de la calle Carlos III de Santander. Aquel mismo día envió un mensaje de texto a su madre para hacer creer que seguía viva. Luego metió los trozos en bolsas de plástico y los abandonó en un descampado en Peña del Cuervo.

El presunto asesino intentó desde el primer momento confundir a la policía explicando una rocambolesca historia que se había inventado. Pero la labor de los inspectores, reconocida ahora con la medalla al mérito policial, desmontó toda su coartada. Se espera que pronto arranque el juicio y se puede hacer justicia para Nancy Paola.

Vídeo de Félix, desaparecido tras una cita en España