Montaje con manifestación y la víctima

Joaquín, padre de una niña de 2 años: el crimen que causa indignación

Fue asaltado por unos ladrones cuando iba a meter el coche en el garaje, y recibió tres disparos

Joaquín Pérez, 34 años, arquitecto, casado y padre de una niña de 2 años. Desde la noche del martes es una más de las decenas de víctimas de la inseguridad en Rosario (Argentina). Su muerte ha levantado una ola de indignación en una sociedad cansada que dice basta y pide justicia.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El joven arquitecto fue asaltado por unos ladrones cuando iba a meter el coche en el garaje, al llegar del trabajo. La policía cree estar cerca de identificar a los autores. Mientras, la presión social aumenta y miles de vecinos se han lanzado a la calle para protestar.

Los hechos

El martes a las 22.50 hora argentina, Joaquín llegó al garaje donde guardaba el coche todas las noches al llegar del trabajo. Fue abordado por un grupo de asaltantes que pretendían robarle el coche. En el forcejeo le dispararon tres veces, dos en el pecho y una en la pierna. 

Herido, Joaquín consiguió avanzar unos 200 metros hasta la puerta de casa, donde estaban su esposa y su hija. Habían salido a la calle, junto con otros vecinos, al escuchar los disparos. Joaquín se desplomó, y llamaron a emergencias para que pudiera ser atendido.

15 minutos desangrándose

La víctima estuvo quince minutos agonizando, desangrándose, delante de su mujer y su hija. La ambulancia tardó en llegar, y el hombre murió poco después en el hospital. El coche apareció aquella misma noche en una calle cercana, con una pistola del calibre 40 dentro.

Imágenes de la cámara de seguridad
Las imágenes del asalto captadas por una cámara de seguridad | Cedida

La policía abrió una investigación, pero aún no han podido identificar a los autores. La presión social es tan fuerte, que las autoridades han ofrecido un millón de pesos (8.600 euros) a quien ofrezca información sobre los asaltantes. La única pista con la que cuentan es una cámara de seguridad, en la que se ve a los sujetos.

Son jóvenes, pero no menores

La policía cree estar cerca de solucionar el crimen del arquitecto Joaquín Pérez. A falta de los resultados del análisis de las huellas, el arma encontrada en el coche coincide con el calibre de las balas del cuerpo de la víctima. Además, una cámara de seguridad captó la imagen de los sospechosos en el asalto.

Foto del fallecido en su boda
Joaquín Pérez estaba casado y tenía dos hijos, uno de ellos de 2 años | Cedida

Aunque aún no se ha identificado a los autores, la policía confirma que son jóvenes aunque no menores de edad. También creen que se trata de un robo al azar, sin planificación ni un objetivo concreto. Según esta hipótesis, Joaquín simplemente estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Indignación social

El crimen ha causado una profunda indignación en la sociedad: “Tenía una criatura de dos años que querían que no escuchara lo que estaba pasando. A los funcionarios no les importa, ¿ustedes creen que van a venir a ayudar? Joaquín es un número más”.

La sociedad rosarina lleva desde el martes concentrándose y manifestándose para pedir justicia por Joaquín. También denuncian la inseguridad y piden acabar con ella. “Yo hacía cinco minutos que había llegado a casa, si no le toca a él me toca a mí”, dice una vecina.

Un joven volcado en la familia y el trabajo

La familia y el trabajo lo eran todo para Joaquín, un joven que había conseguido ser feliz gracias a mucho esfuerzo y trabajo. “Nunca vi a un papá tan enamorado de su hija”, asegura su suegra, Gabriela. Se casó en 2018 con su pareja, Indiana, con la que salía desde que iban al instituto.

Montaje con el fallecido y la puerta de su casa
Joaquín Pérez dejó huellas de sangre de sus manos en la puerta | La Noticia Digital

Joaquín había cumplido su sueño de trabajar como arquitecto, y su mujer está acabando los estudios. Vivían juntos con la niña de 2 años en la vivienda donde ahora queda la marca de dos manos ensangrentadas en la puerta. La tragedia por la muerte del chico se hace aún más profunda al conocer la dura historia de su vida.

Sus padres y su hermana pequeña también murieron

Joaquín había tenido una vida difícil, y se había sobrepuesto a las adversidades gracias a una gran tenacidad. Su padre murió en un accidente y su madre al contagiarse de un brote vírico. Su hermana pequeña también murió, y solo le quedaba un hermano vivo.

Lejos de hundirse, Joaquín se dedicó con pasión a los estudios y logró formar su propia familia. Era un chico muy alegre y muy sociable, y tenía un amplio grupo de amigos. Los mismos que hoy lloran su muerte y elevan su voz al cielo para clamar justicia.

El video de Santi, el español hallado muerto en la bañera por su mujer