Sanitarios realizando una prueba pcr para el coronavirus a una mujer

Un brote de Covid hace actúar a la Fiscalía: ya hay más de 60 fallecidos

Puede haber duras consecuencias por la mala gestión del brote en la residencia

Homicidio imprudente. Así es como podría considerarse la muerte de 61 personas, por el momento, en Lleida (Catalunya) a causa de un brote de coronavirus originado hace ya unas semanas en una residencia de mayores.

Según se ha confirmado hoy mismo, la Fiscalía Provincial de Lleida estaría investigando la gestión de la residencia de la Fundación Fiella de Tremp por homicidio imprudente, esto después de que decenas de ancianos hayan perdido la vida como consecuencia del covid, un 40% del total de residentes, 61 de los 150 que son en total.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Esta cifra se ha considerado demasiado elevada, teniendo en cuenta lo que ha sucedido en otras residencias: «Totalmente extraordinaria en relación con lo ocurrido en otras residencias y puede ser indicio de disfunciones graves en su funcionamiento», ha informado el Ministerio Público en un comunicado sobre el caso.

Además, la Fiscalía ha añadido también que en unos informes dados por el Gover, se informa de «importantes déficits organizativos que constituyen indicio de posibles delitos de homicidio por imprudencia y contra la seguridad en el trabajo».

Todo ello podría llevar a pensar que la residencia ha contado un problema de gestión que podría no haber ayudado a frenar el brote que se generó en la residencia, causando así más de 60 fallecimientos de personas mayores que residían en el lugar.

Hay que mencionar también que no solo los ancianos se han visto afectados, aunque sí que se han llevado la peor parte. De los 65 trabajadores del centro han sido 42 los que se han contagiado.

Así pues, con todos estos datos, la Fiscalía trabaja ahora para tratar de determinar hasta que punto la mala gestión de la residencia podría haber tenido relación con los fallecimientos en el lugar a causa del covid., es decir, «para averiguar las posibles responsabilidades de la dirección del centro».

Ha sido este lunes cuando la Fiscalía ha recibido el informe que se solicitó a la consellería de Salud de la Generalitat sobre los protocolos que se siguieron con el brote, es por ello que ahora es cuando va a iniciarse la investigación.

Hay que mencionar que este brote fue detectado pro primera vez a finales de noviembre, a las pocas semanas la situación del coronavirus en el lugar se había descontrolado, detectando decenas de casos tanto entre los residentes como entre los trabajadores.

Investigación abierta tras los fallecimientos

Los datos son muy malos, el pueblo en el que se encuentra el centro es de unos 6.000 habitantes y han sido 61 las personas fallecidas en la residencia, los que supone un 1% total de la población del lugar.

Por otra parte, más allá de la investigación de la Fiscalía, que deberá resolverse más adelante, hay que informar de que el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, en vista de la situación, decidió actuar también. En este caso lo que se hizo fue abrir un expediente sancionador a la residencia por una situación sanitaria «descontrolada».

Por el momento no se ha informado sobre el estado de otras personas contagiadas en la residencia. La última información que se dio fue que en el momento, la semana pasada, había un total de más de 60 casos activos en la residencia, 26 de ellos residentes y 39 trabajadores.

De todas estas personas también habrá que ver la evolución, puesto que los residentes se trata, en su gran mayoría, de personas mayores y de riesgo frente al virus, como se ha dicho desde que se inició la pandemia en España durante los primeros meses del 2020.