Primer plano de perfil del ministro José Luis Escrivá con el dedo índice levantado

El Gobierno toma una decisión con la jubilación de los parados desde 2013

Se alarga la cláusula que ofrece condiciones ventajosas a los parados de tuvieron que recurrir a una jubilación anticipada forzosa

El Consejo de Ministros aprobó ayer prorrogar durante todo este año la cláusula que garantiza las condiciones de jubilación previas para las personas que fueron despedidas antes de la reforma de 2013, y que no consiguieron volver al mercado de trabajo. Se trata según el Gobierno de una medida de justicia y de seguridad para los trabajadores.

La cláusula fue pactada en su día por el Gobierno y los agentes sociales para que la reforma de las pensiones de 2011, que entró en vigor el 1 de abril de 2013, no afectara a la jubilación de aquellos que no volvieran a encontrar trabajo

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El Gobierno de Mariano Rajoy (PP) limitó la vigencia de estas condiciones ventajosas a 2018, y después el Gobierno del PSOE lo prorrogó hasta 2019 y 2020. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció ayer que se vuelve a prorrogar durante 2021 para beneficiar a los parados de larga duración. 

Podrán beneficiarse de esta medida aquellos trabajadores que no hayan sido incluidos en algún régimen de la Seguridad Social después del 1 de abril de 2013. La medida también beneficiará a las personas con relación laboral suspendida o extinguida por expedientes de regulación de empleo, convenios colectivos de cualquier ámbito, acuerdos colectivos de empresa o decisiones aprobadas en procedimientos concursales antes del 1 de abril de 2013.

La medida está sujeta a la voluntariedad, así que los trabajadores puede optar por la legislación vigente si lo consideran oportuno. Hay que recordar que la reforma de las pensiones en 2011 alargó la edad y los años cotizados para acceder a la jubilación anticipada forzosa, a la que se ven abocados los mayores de 45 que no han encontrado otro trabajo. 

La edad de jubilación se retrasa cada año en virtud de lo establecido en la reforma, hasta llegar a los 67 años en 2007, mientras que en el caso de la jubilación anticipada por causa de despido será siempre cuatro años inferior. 

En 2021 la edad legal ordinaria es de 66 años y la jubilación anticipada forzosa de 62, pero la cláusula permitirá hacerlo a los 61 con 30 años cotizados.

Piden que se apruebe de forma indefinida

Los sindicatos piden que la cláusula se mantenga indefinidamente para garantizar condiciones más ventajosas a los trabajadores con jubilación anticipada por despido. CCOO y UGT valoran que «la prórroga aprobada por el Consejo de Ministros es fruto de la demanda sindical, pero supone una victoria parcial». Por eso han pedido al Gobierno que dé una solución definitiva al problema, «que genera inseguridad hasta que se aprueba la prórroga».

Los sindicatos han trasladado al ministerio de Seguridad Social la necesidad de recuperar el consenso alcanzado con la reforma de las pensiones de 2011. Aquella reforma incluía un plazo indefinido para garantizar la cobertura de todos los afectados sin la incertidumbre que generan las prórrogas anuales, y ahora piden que se apruebe de forma indefinida.

Reforma hasta 2023

El Gobierno, mientras, sigue adelante con una reforma de las pensiones planeada en dos fases. Un primer paquete de medidas prevé la revalorización de las pensiones al IPC y endurecer la jubilación anticipada. En el Consejo de Ministros de ayer se aprobó la nueva revalorización que, según el ministro, supondrá un aumento de la capacidad adquisitiva de los pensionistas.

La segunda fase, más compleja, incluye el debate sobre la ampliación del período de cálculo de la pensión. Una medida que prevé un recorte de las pensiones y que podría entrar en vigor en enero de 2022. La prioridad del Gobierno es alcanzar un consenso con los agentes sociales, aunque dan por hecho que será un proceso largo y complicado.