Imagen de un entierro

Un entierro clandestino en España provoca un preocupante brote de covid

Ha obligado, además, a aislar a varios grupos de alumnos de diferentes centros

Un entierro celebrado con decenas de personas y sin respetar ninguna de las restricciones vigentes en el ámbito ha acabado generando un importante brote de covid en Cataluña, concretamente en una localidad de la provincia de Tarragona, Torredembarra.

Han sido más de 30 personas las que se han contagiado, concretamente 35, entre ellos adultos y niños. Al parecer todo habría sucedido en una ceremonia musulmana en la que los participantes no respetaban ninguna de las medidas impuestas en la comunidad catalana.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fuentes del Departamento de Salud catalán han confirmado que el entierro se habría producido el pasado día 5 de diciembre, pero ha sido ahora cuando se ha detectado y confirmado la presencia del brote.

Al parecer en el acto había decenas de personas, aunque no se ha confirmado un número concreto. Es por ello que el entierro no cumplía con las medidas pertinentes, pues ahora mismo en Cataluña no se permiten actos religiosos con más un 30% del aforo en lugares cerrados.

Ese nuevo brote que se ha generado en la mencionada localidad es de mayor gravedad también al haber niños implicados, y es que esto ha provocado que ya se hayan tenido que confinar en casa un total de doce grupos escolares de seis centros educativos distintos, tanto de la comunidad como de otras de los alrededores.

Al haberse contagiado algunos alumnos de los colegios, no ha habido más remedio que tener que aislar a sus compañeros de aula también para no seguir con la expansión del virus. Sí que hay que mencionar que los casos que se han detectado entre los menores, derivados de este brote, han sido muy pocos y asintomáticos.

Por el momento se sabe que la situación entre los alumnos está bastante controlada, pues los casos se fueron detectando en general durante la pasada semana y se espera que puedan volver a la normalidad en los próximos días, al haber pasado ya un periodo adecuado.

Otro funeral el mes pasado dejó decenas de sancionados

No se trata de un caso aislado en España y que, no poder despedirse de un ser querido es duro y seguramente por ello son algunas las familias que deciden saltarse las restricciones y acudir en grandes grupos a los funerales de sus familiares o conocidos, aún sabiendo que no están cumpliendo con las restricciones.

Pese a ello, hay que saber que se trata de una irresponsabilidad de cara a la pandemia del covid, además de algo ilegal ahora mismo, pues las restricciones no permiten grandes aforos y reuniones de personas en estos casos.

Una situación similar se vivió en Granada el mes pasado. La Policía Nacional tuvo que denunciar a más de 60 personas que se encontraban en un funeral en el que, en total, había unas 100 personas. En este caso, se pudo disolver el acto religioso al momento, pues testigos alertaron de lo que estaba sucediendo y la Policía acudió al lugar al momento.

Muchos de los asistentes, al ver a los agentes salieron del lugar corriendo y no pudieron ser identificados a los agentes, al resto se les impuso una denuncia a cada uno por acudir al entierro con tantas personas.

Tras esto se obligó a los asistentes ─una vez superadas las 50 personas, el máximo que se permitía en entierros al aire libre─ a abandonar el lugar. Muchos de ellos se quedaron en el exterior, a las puertas, en grupos de 6 personas, para así poder cumplir con las restricciones que había impuestas en la provincia andaluza en el momento y no tener que marcharse de la zona antes de tiempo.