Montaje de fotos de una mujer tumbada en la cama y un virus

Confirman dos casos de una variante 'desconocida' del coronavirus

No hay constancia de más infectados por esta cepa a nivel mundial

El ministerio israelí de Salud ha anunciado esta semana que se han detectado dos casos de contagio por COVID-19 por una variante sin identificar. Al parecer, esta nueva cepa de coronavirus combina las subvariantes BA.1 y BA.2. Por ello, los infectados no han tenido sintomatología grave.

Primeros casos descubiertos a nivel mundial

Los dos casos detectados en Israel están causados por una combinación de subvariantes de ómicron. No hay que olvidar que esta última fue la cepa más infecciosa detectada hasta la fecha y responsable de una gran oleada de infecciones en todo el planeta.

Por el momento, el país israelí solo ha notificado dos pacientes infectados por esta nueva variante de COVID-19. Todo apunta a que los contagiados han presentado síntomas leves de la enfermedad, según el ministerio de Salud de Israel.

Una mano realizando un test de antígenos para diagnosticar coronavirus
Los infectados de coronavirus se conocieron gracias a test realizados en el aeropuerto israelí | Europa Press

"Esta variante no es aún conocida en el mundo. Los dos casos fueron descubiertos gracias a test PCR efectuados en el aeropuerto Ben Gurión a la entrada de Israel", indicaban las autoridades sanitarias del país en un comunicado este miércoles.

"Las personas afectadas presentaron ligeros síntomas de fiebre, dolores de cabeza y musculares y no requirieron cuidados médicos especiales", añadieron.

▶️ Los 5 síntomas de Deltacrón, la nueva variante del coronavirus

El jefe de la estrategia anticovid del gobierno israelí, Salman Zarka, explicaba entonces que "el fenómeno de las variantes combinadas es bien conocido". Por ello, aseguraba que de momento no estaban “preocupados" de que la nueva variante pudiera conducir a casos graves.

La información conocida hasta ahora apunta a que este nuevo linaje de COVID-19 es una combinación de dos cepas ya conocidas por la comunidad científica. Una de ellas sería la BA.1, la versión original de ómicron. La otra, la BA.2, se conoce coloquialmente como la ómicron sigilosa.

Ambas destacan precisamente por su gran capacidad de contagio, según los estudios científicos realizados hasta la fecha. Estas variantes destacan además entre las más susceptibles a generar reinfecciones tanto en quienes ya se contagiaron y aquellas personas que cuentan ya con la pauta de vacunación completa.

Varias personas en la calle y llevando mascarilla
La variante ómicron de coronavirus tiene una gran capacidad de expansión | Europa Press

¿Qué diferencia la subvariante BA.2 de la BA.1?

Ambas comparten 38 mutaciones de nucleótidos y aminoácidos. No obstante, la BA.2 tiene 27 adicionales y la BA.1 tan solo 20 más, según los expertos.

En el caso de la proteína S, la BA.2 lleva seis mutaciones adicionales más una eliminación en esta que produce el fallo del objetivo del gen S (SGTF). Por su parte, la BA.1 tiene doce mutaciones únicas de aminoácidos adicionales.

A pesar de sus diferencias, parece que tanto la BA.1 y la BA.1 provocan síntomas menos graves que otras variantes conocidas. Por ello, se espera que la nueva variante descubierta en Israel siga el mismo camino.

Israel, uno de los primeros países en vacunar

Israel fue uno de los primeros países que decidió poner fin a las restricciones hace semanas. Fue uno de los territorios más venerados por su rápida campaña de vacunación, pero también uno de los más criticados por prescindir de medidas precipitadamente.

Una enfermera preparando una vacuna.
La campaña de vacunación en Israel se inició rápidamente | GTRES

Tras la detección de esta nueva variante, el primer ministro israelí, anunció que se reuniría con los responsables del ministerio de Salud. Su objetivo era abordar el posible impacto de este nuevo linaje del coronavirus en la evolución de la pandemia en el país.

Según los informes oficiales, el país estaba saliendo de su oleada más contagiosa hasta el momento. No obstante, en la última semana, los datos señalan una media de más de 6000 nuevos casos diarios.