Plano medio de la ministra Carolina Darias en un atril con la banderas española y europea de fondo

El contratiempo que ha dado el Gobierno a las comunidades que quieren desescalar

Hace un llamamiento importante ante los planes de algunos gobiernos autonómicos

España puede dar por superado el pico de la tercera ola, si más no en cuanto al número de contagios y en la incidencia acumulada. Pese a ello el llamamiento que siguen haciendo los expertos sanitarios es claro: hay que evitar el mismo error que nos llevó a esta tercera ola, una relajación demasiado rápida de las medidas. 

Ante la mejora de los datos en sus respectivos territorios, ya hay algunos gobiernos autonómicos que han iniciado una tímida desescalada o que tienen en mente anunciarla en los próximos días. Es por eso que este jueves desde el Gobierno se ha querido lanzar un mensaje para, como decíamos, no volver a caer en las mismas equivocaciones pasadas. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Era concretamente la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la que recordaba,  en una entrevista en el 'Especial Vacunas. La Ciencia frente a la COVID' que organiza RNE, que «es fundamental que las comunidades autónomas sigas manteniendo las medidas restrictivas». Y es que insistía que la pandemia ni mucho menos ha terminado: «Todavía nos queda mucho». 

Darías hacía especial hincapié a seguir «vigilantes», sobre todo teniendo en cuenta que todavía es imprevisible el impacto que pueden tener las nuevas cepas en nuestro país. Ha insistido que aunque la situación va por buen camino, se está lejos de uno de los principales objetivos para dar por controlada la pandemia, que es rebajar la incidencia acumulada a 50 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. 

Pese a este ligero reproche, la ministra ha mostrado confianza en «el buen hacer de las comunidades autónomas, en la responsabilidad que han tenido y están teniendo al frente de la pandemia». Por eso motivo añadía que aunque cada vez conocemos más al virus y «estamos en el principio del fin para controlarlo», hay que tener «máxima precaución y una llamada al mantenimiento de las medidas estrictas, que sabemos que son duras pero eficaces». 

La postura de los diferentes gobiernos autonómicos

Aunque incluso desde la OMS se ha llamado a no tomar decisiones demasiado rápido, ya decíamos que hay comunidades que ya han iniciado su relajación de medidas o todo apunta que lo harán en breve. En este aspecto, ha habido diferentes posturas en los últimos días sobre si ya ha llegado el momento oportuno para volver a relajar buena parte de las medidas aprobadas tras el fuerte incrementos de los contagios y hospitalizaciones después de las navidades.

Por un lado tenemos algunas como Castilla-La Mancha o Extremadura que tras estar semanas entre las zonas con peores datos, han levantado buena parte de sus medidas más duras. La primera eliminaba todos sus cierres perimetrales por municipios y provincias y reabría bares. La segunda tomaba la misma medida, salvo en aquellos municipios que superen los 500 casos de incidencia acumulada. 

Junto a estas dos, hay algunas como Madrid que podrían anunciar en breve una importante modificación de sus medidas más restrictivas. Todo apunta a que podría ser incluso este viernes cuando retrasen de las 22 a las 23 horas su toque de queda, incluso que volviera a la medianoche. También se podría volver a permitir que los bares y restaurantes abran más allá de las 21 horas y que retomen el servicio de cenas. Hay que recordar que Madrid aprobó estas medidas hace 2 semanas. 

Otras como Galicia, que anunciará su plan el próximo lunes, ya han dicho que esta desescalada será desescalada «medida» y «gradual». Por ahí, parece ir los planes de Cataluña que la única relajación que ha realizado tras más de dos meses es permitir la movilidad entre comarcas y no entre municipios y añadir una hora más a sus actuales franjas en la hostelería.